¿Cómo convertir una casa en un hogar?

Me mudé tantas veces que ya perdí la cuenta, pero lo que siempre recuerdo es la primera impresión de una casa nueva: la sientes vacía e impersonal. ¿Cómo lograr entonces tener un “Hogar, dulce hogar” en una nueva casa o departamento? Convierte ese espacio sin sentimientos en el refugio de tu familia con estos fabulosos tips.

Recuerdos familiares

Una parte esencial de cualquier hogar son los recuerdos que te unen a la familia. Cuelga en las paredes retratos de fotos de tus hijos o padres y coloca objetos decorativos que te recuerden el amor de tus seres queridos.

Alfombras, mantas y cojines

¡No hay nada más acogedor! Incorpora estos accesorios en cada ambiente y tendrás un hogar en un abrir y cerrar de ojos.



Colores neutros

Si tienes niños, no existe nada mejor que pintar las paredes en tonos neutros para poder decorar con objetos y muebles bien coloridos.

Abrir los ambientes

Hoy en día están de moda los espacios abiertos, ¡aprovéchalos! Porque son geniales para estar en contacto con los demás integrantes de la familia mientras realizan diferentes actividades. Lo más utilizado son las cocinas y comedores o salas integrados. Tu casa parecerá enorme y cálida a la vez.

Personaliza muebles

Alguna silla pintada de color inusual o cualquier otro mueble viejo personalizado le dará vida a tu hogar. Una buena opción también es utilizar cajones de frutas pintados para almacenar cosas y crear un ambiente más acogedor.

La iluminación lo es todo

Si quieres huir de una casa vacía o estructurada y conformar un hogar necesitas prestar atención a la iluminación. Crea espacios con luz tenue con lámparas para añadir intimidad, coloca bombillas de luces cálidas y no olvides poner unas bellas cortinas en las ventanas.

Plantas y flores

Y si de verdad sientes que a tu casa le falta algo para convertirse en un hogar, es porque aún no le has puesto ninguna planta o arreglo floral. La vida verde es siempre una gran opción. Tómale cariño a tus plantas y cuídalas, porque ellas favorecerán el aire de tu hogar.

Fuente: www.imujer.com