El Alto será el árbitro que defina el futuro de Evo

La Paz, 20 de febrero (Oxígeno- El Compadre).- Debido a los acontecimientos sucedidos la pasada semana y su relevancia en el padrón electoral, la ciudad de El Alto se convierte en el árbitro que puede definir los resultados del referéndum constitucional de hoy y, más importante aún, el futuro político del presidente Evo Morales.Pues los votos de la ciudad más alta del mundo, junto a los de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba, las cuatros principales ciudades, representan el 70% del electorado del país.Además, sólo la ciudad alteña suma más votos que la de los departamentos de Pando, Beni y Tarija que juntos suman 605.000 votos, casi 300 mil menos que las de El Alto (900.00).En ese sentido, la importancia de El Alto para las elecciones de hoy se tornan como una de las más importantes para definir el futuro del país y de su presidente. Así lo afirma Iván Aria, analista partidario por el No.“Es tan importante el voto de El Alto cómo de todas las ciudades principales, porque lo que ahora cuenta es la cantidad de votos. El voto de El Alto es fundamental debido a que concentra una gran parte del padrón electoral”, afirma.Y es bajo ese análisis que toma, aún, más importancia los conflictos suscitados el pasado miércoles en la Alcaldía alteña,  donde una movilización de protesta, alentada por grupos de padres de familia y de otros sectores, se degeneró en hechos vandálicos y cobró la vida de seis personas.Este atentado, sumado a las declaraciones del viceministro de Régimen Interior, Marcelo Elío, que acusó a la Alcaldía de un “autoatentado”, podría derivar en que la ciudad alteño ponga la balanza a favor del No.Hay que recordar que en el último proceso electoral, el MAS ya perdió en El Alto, cuando la opositora Soledad Chapetón ganó las elecciones municipales contundentemente.Además, a diferencia de lo que ocurría en las pasadas elecciones presidenciales, donde las anchas avenidas de la ciudad estaban teñidas del azul del MAS, el apoyo a Evo, aunque presente, hoy se siente menor. No es casualidad que, por primera vez, el cierre de campaña del oficialismo se haya celebrado en el sur de La Paz, tradicionalmente opositora, y no en El Alto, la ciudad que creció en los años ochenta con la llegada de los mineros y campesinos procedentes del altiplanoEl Alto, que en número de votos es superior a los departamentos de Pando, Beni y Tarija —juntos suman 605.000 por los casi 900.000 de El Alto