Los camarotes vivieron un Carnaval aparte

MUCHO COLOR El camarote de Colópolis fue uno de los más llenos del sector Arete Guazu.  En el fondo aún las sillas estaban vacías al paso de Valeria.

Los 21 camarotes ubicados en el sector Arete Guazu del cambódromo (entre 5to y 4to anillo) tuvieron gran ausencia de público en el momento en que la soberana del Carnaval, Valeria Saucedo, pasó por el área pasadas las 22:00. Sin embargo, después de que los comparseros desfilaron por la gran avenida guardaron sus trajes y se montaron en las tarimas para lucir disfraces, pelucas y gafas multicolores.El bulevar Colópolis (130 metros), el camarote Cruceño (150 metros) y por último, el de Paceña (120 metros), fueron los más amplios y alojaron a personalidades, políticos y figuras de la farándula. Asimismo, acogieron a más de 15 comparsas que confraternizaron y vieron el espectáculo desde sillas y mesas.Reinó el coloridoLas personas ubicadas en las primeras filas del espacio más atractivo del recorrido se encargaron de alentar a los comparseros que se acercaban a saludar.La espuma fue otra de las grandes protagonistas de este espacio, ya que los ocupantes del palco ‘bañaban’ a los comparseros que estaban sin carro ni alegoría, generando la respuesta de los aludidos.Dos discotecas de moda instalaron sus fiestas en este sector, lo que atrajo a una gran cantidad de jóvenes que se ensimismaron en sus fiestas.La nota positiva fue que hasta el cierre de esta edición (1:50) no hubo altercados que afectaran la fiesta.Las personas que se ubican en este segmento tienen un trato privilegiado

Fuente: El Deber