Para que no “cantara” desde el exterior

evozapataTeníamos desde ayer jueves el dato extraoficial sobre una alerta en los aeropuertos para no permitir la salida de Gabriela Zapata al exterior del país y su detención del día de hoy parece confirmar esa versión.Tanto el ministro de gobierno Carlos Romero como una misiva del Ministerio de Transparencia apuntan a que se buscaba “asegurar la presencia de Zapata en el territorio nacional” y “neutralizar todo riesgo de fuga”.Esto puede ser una verdad a medias, incompleta, que formulada de esa manera aparentaría una búsqueda de justicia de la cual es legítimo dudar, implicado como está el presidente Evo Morales en el caso de tráfico de influencias.Es posible plantear otra hipótesis, basada en la necesidad palaciega de evitar la repetición de lo sucedido con el fiscal Marcelo Soza, quien tras formar parte del esquema persecutorio oficial salió del país y comenzó a “cantar” la verdad sobre la manipulación gubernamental en el “caso Rozsa”.Una Gabriela Zapata controlada/protegida por el aparato estatal es más segura para el poder que una ex cónyugue en el exilio, renuente a convertirse en chivo expiatorio y tal vez hasta algo despechada por el “ninguneo” al que ha sido sometida por su otrora novio y caudillo…[email protected]