El Ministro Fusible y el Lula de los Andes

UPSSEl Ministro, también conocido como el Capitán Q, no sólo ha demostrado que sus hormonas amazónicas bullen a la par de su maquiavelismo. También es muy probable que, a pesar de todo su inmenso poder acumulado, acabe siendo el “térmico” que salte para salvar al caudillo máximo en el entuerto del tráfico de influencias.Por supuesto, muy pocos esperan que termine en destino similar al de Santos Ramírez, sino en exilio diplomático dorado al Sacha style, tal vez en tierras de Putin (donde este Rasputín conjugaría bien) o en Pekín/Beijing, para seguir estimulando contratos de jugosos sobreprecios.Hay dos peros, sin embargo: a) esto no pasará sin batalla interna, particularmente contra otros ministros que aspiran a sucederlo como “hombre fuerte” del gabinete; y b) por más que salte este fusible el notorio desgaste de imagen del presidente Evo Morales continuará en los próximos cuatro años, tanto por el caso Camc como por otras corruptelas que comienzan a ser develadas.La hiper-corrupción había sido nomás el nervio del socialismo del siglo XXI y es posible que el Jefazo acabe siendo considerado el “Lula de los Andes”.En todo caso, las probabilidades indican que el Estado Pluridelincuencial podría quedarse pronto sin su Rasputín. Y puede que en el mote haya un error de imprenta…notishots@gmail.com