Ex zar antidroga analizó nueva política debatida en la ONU

Ex zar antidroga analizó nueva política debatida en la ONU
Ex zar antidroga analizó nueva política debatida en la ONU
Ex zar antidroga analizó nueva política debatida en la ONU

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, abrió un debate respecto a las políticas que habían sostenido sus predecesores en el cargo y en la cumbre sobre drogas de la ONU que se celebra en Nueva York, defendió un cambio de enfoque internacional en la lucha contra este mal distinto al prohibicionismo. Las propuestas de Peña Nieto en la cumbre incluyen la regulación del uso de la marihuana para fines médicos y científicos.

Con relación a este tema, el ex zar antidrogas Ernesto Justiniano se manifestó en una entrevista al programa “A Todo Pulmón” de la red Cadena A.

Justiniano indicó que hace algunos días atrás el Director Ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés), Yuri Fedotov, emitió un comunicado sobre un consenso que se habría logrado en Viena para analizar dos aspectos fundamentales; la flexibilización de la penalización del consumo de drogas en valores mínimos y el acceso a las drogas con fines medicinales, tal como lo anunció el mandatario mexicano.

Dijo que debido a esto se llega a la Asamblea antidroga en Nueva York con un adelanto de lo que podría ser una nueva política en consideración de las drogas blandas (el tabaco, el alcohol y la marihuana), diferenciada de la relativa a las drogas duras (cocaína y heroína).

Justiniano dejó en claro que despenalización no es lo mismo que legalización, ya que dicha política apunta a controlar mejor todo lo que está pasando con relación a la producción y comercialización de las mencionadas drogas a nivel internacional.

“Lo que se está buscando con las drogas blandas es levantar un poco la penalización, sobre todo en lo que es la menor posesión y controlar el mercado”, agregó Justiniano, acotando que esto se haría mediante una serie de procesos que se tienen que definir a nivel de coordinación internacional y ver cuál es la droga a la que se puede levantar la penalización.

Con relación a Bolivia, Justiniano señaló que se tienen que cumplir dos temas fundamentales para poder llevar adelante estas políticas: evitar el desvío del 40% de la coca hacia el narcotráfico, y fortalecer el trabajo de prevención y rehabilitación. Por tanto, recalcó, dar un tercer paso sin haber pasado por esos dos procesos no es viable.

La ex autoridad señaló que la verdadera batalla es contra las drogas denominadas duras y que en ninguna parte del mundo se abrió el tema de una despenalización de aquellas.

Fuente: Cadena A