El rescate se vuelve prioridad tras el sismo en Ecuador

El canciller de Ecuador dijo que la principal ayuda que necesitan de otros países es la llegada de rescatistas. Se desplegaron hospitales móviles y habilitaron albergues.
Los trabajos de rescate siguen en Ecuador, cientos de personas aún están desaparecidas
Los trabajos de rescate siguen en Ecuador, cientos de personas aún están desaparecidas. Fotos: REUTERS/ AFP
Los hospitales atienden decenas de heridos que fueron afectados por el terremoto
Los hospitales atienden decenas de heridos que fueron afectados por el terremoto
Los trabajos de rescate siguen en Ecuador, cientos de personas aún están desaparecidas
Los trabajos de rescate siguen en Ecuador, cientos de personas aún están desaparecidas
Los trabajos de rescate siguen en Ecuador, cientos de personas aún están desaparecidas
Los trabajos de rescate siguen en Ecuador, cientos de personas aún están desaparecidas
Los hospitales atienden decenas de heridos que fueron afectados por el terremoto
Los hospitales atienden decenas de heridos que fueron afectados por el terremoto
Los hospitales atienden decenas de heridos que fueron afectados por el terremoto
Los hospitales atienden decenas de heridos que fueron afectados por el terremoto
Los trabajos de rescate siguen en Ecuador, cientos de personas aún están desaparecidas
Los trabajos de rescate siguen en Ecuador, cientos de personas aún están desaparecidas
Los trabajos de rescate siguen en Ecuador, cientos de personas aún están desaparecidas
Los trabajos de rescate siguen en Ecuador, cientos de personas aún están desaparecidas
Los hospitales atienden decenas de heridos que fueron afectados por el terremoto
Los hospitales atienden decenas de heridos que fueron afectados por el terremoto
Los hospitales atienden decenas de heridos que fueron afectados por el terremoto
Los hospitales atienden decenas de heridos que fueron afectados por el terremoto
EFE/ AFP/ EL DEBER

El ministro ecuatoriano de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Guillaume Long, agradeció este domingo la solidaridad de diversos países y subrayó que “lo más urgente” al momento son los equipos de rescate para salvar vidas tras el terremoto ocurrido este sábado en la costa norte de Ecuador. Por ahora, el sismo ha dejado un saldo de 235 muertos, 1.557 heridos y más de 189 réplicas de distintas intensidades.

“Agradecemos todas las muestras de solidaridad de países
hermanos! Varios países están enviando rescatistas, lo más urgente
en este momento”, escribió Long en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el presidente de Ecuador, Rafael Correa dijo que la “prioridad inmediata” es el rescate de las personas entre escombros.
Para ello ha destinado a unos 14.000 efectivos de las fuerzas de seguridad y contará con ayuda de países como Chile, Colombia, Venezuela y España.

Apoyo de rescatistas del exterior. En camino dos hospitales móviles. Electricidad lista sólo para ciertos sectores. Hay que ser cuidadosos por escombros y postes caídos”, tuiteó.

Y agregó: “Seguridad pública controlada. Albergues preparándose. Todo el país movilizado. Gracias al mundo entero por solidaridad”.
En su oración de Regina Coeli este domingo, el papa Francisco pidió por los ecuatorianos.

Miles quedaron en la calle

Equipos de socorro intentaban ayudar este domingo a las miles de personas damnificadas en Ecuador por un potente sismo, el más fuerte en 40 años, que causó al menos 235 muertos, más de 1.500 heridos y destrozos considerables en varias provincias costeras y zonas turísticas.

La calle Pedro Gual en la ciudad de Portoviejo (oeste), una de las más afectadas, parece literalmente una zona de guerra: algunos edificios han quedado reducidos a escombros, otros están medio derrumbados y hay postes de luz tendidos sobre el asfalto, mientras vecinos y curiosos contemplan estupefactos la magnitud de la tragedia.

Ya rescatamos tres fallecidos y creemos que hay de 10 a 11 personas más atrapadas”, explicó un miembro del cuerpo de rescate asignado a la búsqueda de víctimas en el Hotel El Gato, un edificio de seis pisos que se desplomó por completo, sepultando a personas y vehículos.

La situación en Portoviejo es tan delicada, que hay caminar por la mitad de la calle por riesgo de que colapsen las casas que quedan en pie, constató la AFP.

“Todo fue así tan rapido, no nos dio tiempo a nada. Le dije a mi esposa: ‘sal con los niños’ y ya no se pudo. Empezaron a caer esas paredes, como usted puede ver ahí. Tuvimos que refugiarnos en una esquinita, bajo un mueble”, recuerda el peluquero Fernando Chávez.

En el ambiente empieza a percibirse la descomposición de los cadáveres atrapados.

El terremoto de 7,8 grados -el más fuerte desde 1979– tuvo una duración de aproximadamente un minuto y afectó sobre todo a seis provincias de la costa ecuatoriana, de sur a norte.