El Insustituible y sus amarrawatos

inca y amarraEl humor popular ha generado una serie de términos que retratan los aspectos más risibles del régimen evista y que componen una suerte de “Diccionario Plurinacional”.Entre estos neologismos justicieros se encuentra el término “evadas”, referido a los dichos estrambóticos del dictador electivo, así como la expresión “amarrawatos”, aplicada a sus más genuflexos seguidores o colaboradores.Sin duda, la “amarrawatos” de este mes es la presidenta de la Cámara de Diputados, la jacobina Gabriela Montaño (no confundir con su cuasi homónima Gabriela Zapata Montaño), quien acaba de declarar “Insustituible” al monarca cocalero, añadiendo que “líderes” de “su talla” sólo nacen “cada 150 años”.Menos mal, podríamos agregar, porque si nacieran más seguido serían imposibles las libertades republicanas.En todo caso, las manifestaciones de Montaño constituyen un síntoma tanto del bizarro y totalitario “culto a la personalidad” del caudillo impulsado por la burocracia del régimen, como de las limitaciones internas del partido de gobierno, que no pudo, no supo o no quiso construir liderazgos alternativos con miras a la sucesión de su autocrático “Jefazo”…notishots@gmail.com