Andrea volvió con sus padres después de 5 días de martirio

Rapto en Santa Cruz. La criatura está saludable, pero le harán exámenes de laboratorio. Ambas pueden ser dadas de alta hoy. La plagiadora será procesada por el delito de sustracción de menor legalmente incapaz.otra vez en familia luego de cinco días de angustia se desató la alegría Un momento de ternura para Andrea Cecilia de parte de sus padres, ayer en el Comando policialOtra vez en familia luego de cinco días de angustia se desató la alegría. Un momento de ternura para Andrea Cecilia de parte de sus padres, ayer en el Comando policial. ROLANDO VILLEGAS Berthy Vaca Justiniano / EL DEBER / SANTA CRUZEl undécimo allanamiento de la Policía resultó positivo la madrugada de ayer, pues se dio con el paradero de la bebé Andrea Cecilia y de la mujer que la raptó, quien la tenía oculta en un domicilio de la calle Velasco, en el barrio Nuevo Mundo, de Portachuelo (provincia Sara).La niña, que nació el viernes 2 de septiembre en la maternidad del hospital Alfonso Gumucio Reyes, estaba el domingo en una cama de la sala 14 del centro médico junto a su madre cuando apareció una desconocida, ahora identificada como Betty Carrasco García (38). Entabló una charla amena con la progenitora hasta que la drogó con una sustancia mezclada con jugo de fruta y se llevó a la pequeña dentro de un bolso.El hallazgo de la criatura resultó un bálsamo para los padres, para los investigadores, para el personal del hospital y para otras personas que no conciliaron el sueño durante días buscando y pensando lo peor tras la fácil sustracción de la infante de un recinto sin seguridad.La undécima operación se ejecutó a las 0:20 de ayer, con el comandante de la fuerza del orden, Sabino Guzmán, y el jefe de la Felcc en Montero, Richard Cordero, quienes ingresaron a la casa seleccionada y se toparon con una pareja cuidando a una niña y se procedió al arresto.En primera instancia, la mujer negó ser la raptora, pero su inconfundible lunar ubicado en la nariz, entre los ojos, la delató, además de que en la inspección en el cuarto se encontró el bolso, un manto oscuro tipo poncho, con el que se cubrió al entrar y salir del hospital con la niña, además de la ropita que esta llevaba puesta esa tarde.