Cómo es el restaurante barato que se hizo famoso desde que lo visitó Obama

Obama cenó en Vietnam por US$ 6 con Bourdain.

Cristina Sánchez y Fran Antolinez están de luna de miel en el sudeste asiático. Precisamente, en Vietnam. Y, esta noche, en Hanoi. Son de Palencia, una ciudad española a 200 kilómetros de Madrid. Están saliendo del restaurante Bún chả Hương Liên, con el gesto explícito de quienes comieron mucho y bien. “Vinimos porque nos lo recomendó el guía de la excursión. Nos dijo que vino Obama, y que era muy bueno”, cuenta a Clarín Cristina.

Los últimos comensales de esa noche de julio en el restaurante Bún cha Huong Liên



Detrás de ella se recorta la foto –tipo gigantografía– que congeló para siempre el momento exacto en el que, cuatro meses atrás, el chef Anthony Bourdain le enseñó a comer “como un vietnamita” al presidente de Estados Unidos. Así, en una cena, Obama convirtió a un buen restaurante típico en «el» boom gastronómico de esta capital.

“Perdón, nos quedamos sin comida”, dice –en inglés y chino– el cartel que cuelgan todas las noches en el frente. Lo exhiben un ratito antes de que, en efecto, se queden sin nada para servir. Probablemente, la idea sea despejar la vereda de todo turista empecinado en probar lo mismo que Obama comió en el lugar cuando se encontró allí con el chef Anthony Bourdain.

En el primer piso, uno de los tantos carteles que recuerdan que allí cenó Obama.

El encuentro entre Bourdain y Obama, que se dio a fines de mayo, en el marco de la histórica visita del mandatario a Vietnam, recién se verá este domingo en el estreno de la novena temporada de Parts Unknown, el exitoso programa de CNN que tiene al chef como presentador.

Si bien Tranhai, el dueño del local, de unos 50 años, no tiene un inglés apto para contestar preguntas –y suena bastante brusco al repitir: “no more food. no more food (no más comida)”– es muy amable y permite pasar al salón, subir al primer piso y hasta entrar a la cocina para sacar fotos.

Barack Obama  y Anthony Bourdain en plena cena.

Además de discutir el propósito del viaje del presidente de EE.UU. a Asia, su interés por los vietnamitas y la cultura de Hanoi en general, Bourdain escribió este viernes en la web de CNN para qué llevó realmente allí a Obama: “para darle de comer al Presidente lo que a mí me gustaría comer”. Y a él le gusta la noodle soup (sopa de fideos) y el Bún chả (trozos de cerdo marinados y a la parrilla, acompañados de más trozos de cerdo, empapados en una salsa agridulce y que se sirven con fideos de arroz y hierbas).

La cuenta de los turistas Cristina y Fran, antes de que escriban el importe.

Este domingo se verá cómo le fue a Barack con la salsa de pescado, el picante y los palitos. Pero ya se sabe que allí no se gasta más de US$ 6 yendo en pareja y que Bourdain pagó la cuenta.

Ya no hay más comida que vender y en la cocina sólo quedan platos sucios.

El presentador de Parts Unknown es uno de los chefs más reconocidos del mundo. Fue responsable gastronómico del famoso restaurante Brasserie Les Halles de Nueva York y hace años se dedica a viajar por el mundo descubriendo rinconcitos gourmet que toca y convierte en oro.

Fuente: clarin.com