Merkel fue derrotada en su feudo por la derecha xenófoba

Spread the love

Los miembros del partido de ultraderecha xenófoba celebran los resultados de las elecciones en Mecklenburg-Western Pomerania.  (Daniel Bockwoldt/dpa via AP)

La canciller alemana, Angela Merkel, cosechó una amarga derrota cuando su Unión Demócrata Cristiana (CDU) fue superada por el partido populista de derecha Alternativa para Alemania (AfD) en los comicios regionales de su “patria chica” Mecklemburgo-Pomerania Occidental. La formación ultraconservadora, que ha ido encadenando triunfos electorales a base de endurecer sus críticas a la gestión de la crisis de refugiados de la canciller, desbancó a la CDU como segunda fuerza en la región, donde Merkel tiene su distrito electoral.

Esta es la novena vez que AfD logra desembarcar en un parlamento regional, demostrando que se consolida como una fuerza política de primer orden de cara a las elecciones generales de septiembre de 2017. Las proyecciones, no obstante, indican que en la región podría mantenerse la gran coalición entre el Partido Socialdemócrata (SPD) y la CDU que preside la canciller como socio menor. El SPD obtendría poco más del 30 por ciento de los votos, seguido de los populistas de AfD, con entre un 21,6 y un 21,9 por ciento, por delante de la CDU, con aproximadamente un 19,4 por ciento del sufragio.



El Partido La Izquierda habría obtenido el peor resultado en este “Land” ubicado en el extremo noreste del país, con entre un 12,4 y un 12,7 por ciento. Los Verdes, por su parte, rondarían el 4,9 por ciento y podrían quedarse fuera del hemiciclo de Schwerin al no contar con el mínimo de cinco por ciento requerido. Fuera de la Cámara se quedaría definitivamente el partido de extrema derecha NPD.

“Hemos puesto a la CDU en su lugar”, proclamó triunfal Frauke Petry, líder del partido xenófobo. “Esto se debe a que otros partidos no han escuchado durante mucho tiempo a sus votantes”, afirmó.

Desde las filas de los democristianos de Merkel reconocieron que los resultados reflejan el “descontento y el voto de protesta” de los electores. “Esto estaría aparentemente relacionado, en gran medida, con el debate sobre refugiados. Este resultado y el fuerte apoyo que recibió Alternativa para Alemania es amargo para nosotros”, declaró el secretario general de la CDU, Peter Tauber. Algunos expertos también coinciden con ese análisis. “La protesta a la apertura de fronteras se mantiene. Este también es un test a la candidatura de Merkel”, indicó el politólogo Hans Rudolf Korte en declaraciones a la televisión pública ZDF.

Las elecciones regionales de Mecklemburgo-Pomerania Occidental se celebraron exactamente un año después de que Merkel tomase en la noche del 4 de septiembre la histórica decisión de abrir las fronteras a los refugiados que se encontraban varados en Hungría, provenientes de Siria. Los resultados de los comicios en la “patria chica” son un mal presagio para Merkel, que aún demora el anuncio de si se presentará para un cuarto mandato el año que viene.

Fuente: clarin.com