El vuelo chárter de la Verde expone fisuras en la FBF

REUNIÓN DE COMITÉ EJECUTIVO DE LA FEDERACIÓN BOLIVIANA DE FÚTBOL, EN AGOSTO DE 2016. NOÉ PORTUGAL

El vuelo chárter que la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) contrató para que la Selección Nacional viaje a Natal, para enfrentar a Brasil por las Eliminatorias, dejó más expuesta la división en la interna del Comité Ejecutivo del ente rector del balompié nacional.

La relación entre el presidente federativo, Rolando López, y el tesorero, Cliver Rocha, no es de las mejores porque la visión administrativa de los recursos de la FBF es totalmente opuesta entre ambos directivos.



Incluso Rocha manifestó en septiembre pasado: “Discúlpenlo. La FBF y el país algún día tendrán el presidente que se merece”, haciendo referencia también a la posibilidad de contratar el vuelo chárter o no.

Asimismo, se informó ayer que la contratación del vuelo chárter a Brasil estuvo a cargo de una comisión en Santa Cruz, quienes definieron la modalidad del viaje, pero la delegación llegó a Natal con dos escalas previas que demoró el traslado de la Verde.

Otro aspecto que generó polémica entre ambos dirigentes fue definir los montos de premios y bonos de los jugadores de la Verde en partidos internacionales, dejando de lado el Reglamento que fue aprobado en Comité Ejecutivo.

“Me quieren hacer ver como el malo de la película. Creo que los jugadores tienen el derecho de exigir lo que les corresponde, pero ahí está la polémica ¿Cuánto, por qué les corresponde? y ¿Cuáles son las condiciones? Todo esto se puede solucionar mediante el diálogo, dijo el titular federativo.

VENEZUELA López aseguró que Bolivia viajará a Venezuela para enfrentar a la Vinotinto, en noviembre por las Eliminatorias, en un vuelo chárter que será contratado de forma directa por el titular federativo, con el objetivo de evitar las escalas y tener comodidad.

Además, el objetivo es que el vuelo recoja a la delegación nacional de la ciudad donde está concentrada y la lleve a la ciudad sede del partido internacional.

Fuente: opinion.com.bo