Caso Katanas. Cámara presenta pruebas para implicar a su hija

BoliviaUna de las fotos que mostró la defensa de Cámara, Nohemy en una actividad social junto a una amiga. DEFENSA DE CÁMARACámara presenta pruebas para implicar a su hijaLa abogada del dueño de Katanas sale y muestra documentos. Dice que Nohemy Cámara, quien supuestamente huyó del local, firmó un contrato de alquiler.MARCELO TEDESQUI VARGAS / EL DEBERLa defensa de Marco Cámara, propietario del demolido club Katanas, a través de su abogada Mónica Ramírez, denunció que Nohemy Cámara, la hija que lo denunció por trata y tráfico de personas y señaló que fue obligada a trabajar en el bar desde sus 15 años, firmó el 2013 un contrato de alquiler del local y mostró un extracto de su cuenta que revela que tiene ahorrados más de 200.000 dólares.EL DEBER habló con Nohemy Cámara, quien señaló que en las próximas horas responderá estas acusaciones, también con pruebas y documentos junto son su abogada Paola Barriga.«Me remito al cuaderno de investigación. El 23 de junio de 2016 ella le dice a la Fiscalía que fue obligada a trabajar bajo amenaza de muerte. Además advierte en.esa declaración que a raíz de una pelea con su padre logra escaparse del local y llevarse a su mamá y a su hermano. Desde entonces no volvió. Ella escapó, dice y lo remarco», reseñó la abogada.Pero, bajo ese argumento, hojeó el cuaderno de investigaciones hasta llegar a un documento que ella considera clave, “Aquí tenemos un contrato de alquiler, y ojo que le muestro argumentos de este compendio del caso, no acudiendo a la sensibilidad social para magnificar un hecho como hacen la señorita y su abogada. Vea este documento privado de alquiler por el cual Nohemy Esther Cámara Manco, la que supuestamente escapó de Katanas, el 2013 se declara propietaria del lugar y firma un contrato privado de alquiler del local”.En el documento (adjunto a esta nota) se puede observar que arrienda el local por un plazo de tres años a partir del 23 de octubre de 2013, y que podría prorrogarse previo acuerdo de partes. “El inmueble entregado… será de uso exclusivo para club nocturno”, se lee en el documento y lo remarca la abogada Ramírez.“Vea esta aberración, lea, no es un tema de mi imaginación, no es verso. Mi trabajo es técnico. La gente no tiene el acceso al cuaderno de investigación. Esta señorita alquiló el local y para uso de club nocturno, ¿de qué presión de su padre nos la viene a charlar?, ¿de qué escape?”, complementó.La jurista señaló que el arrendatario presentó una serie de notas a la Alcaldía para pedir la licencia de funcionamiento, y esta le rechaza la solicitud. “Cámara y su abogada acusan a mi cliente de delitos de los que si se cometieron, pues también implican a su hija, el dinero recaudado en Katanas le favoreció a ella también”, advierte.Muestra un extracto bancario del Banco Bisa, en el que se ve es estado de cuentas de Nohemy Cámara. “Las de Gustavo Fernández no ascienden ni a Bs 35.202. Mire la de ella, $us 200 mil. Ella administraba el Katanas y con escasos 26 años, ha acumulado en una caja de ahorros esa cantidad de dinero. Quiero que vea la diferencia y que la gente saque sus propias conclusiones.La abogada mostró una serie de fotografías de actividades sociales de Nohemy, en la que se ve compartiendo con amistades. «Estas fotos muestran que muy presionada y amenazada no estaba», manifestó.