Conozca a la jueza que envió a una menor a celda de hombres que no pararon de violarla

Brasil: La joven de 15 años estuvo detenida en el lugar junto con 30 varones. Fue procesada por robar un celular. La jueza Clarice María de Andrade recibió una sanción mínima de suspensión de dos años. Sin embargo, a pesar de no poder ejercer, la funcionaria continuará recibiendo un salario proporcional al del tiempo de servicio.

El ridículo castigo a la jueza que encarceló a una menor con 30 hombres que no pararon de violarla

rt.comfoto: reproducciónLa jueza Clarice Maria de Andrade. foto: reproducción. ampost.com.brLa adolescente fue retenida durante 26 días en una celda masculina, donde alrededor de 30 hombres la violaron innumerables veces.%image_alt%Stephen LamReutersEl Consejo Nacional de Justicia de Brasil (CNJ) ha castigado con una suspensión de dos años de su cargo a Clarice Maria de Andrade, la jueza encarceló a una menor que estuvo durante 26 días en una celda masculina, donde alrededor de 30 hombres abusaron de ella una y otra vez, informan medios locales. A pesar de no poder ejercer, la funcionaria continuará recibiendo un salario proporcional al del tiempo de servicio.Los hechos se remontan al 23 de octubre de 2007, cuando Maria de Andrade aprobó la detención de una joven de 15 años, de menos de 40 kilos y un metro y medio de alto, en la cárcel de Abaetetuba, en el estado brasileño de Pará. Ante la falta de una celda para ella, la colocaron en una dentro del pabellón masculino junto a otros hombres.Según el expediente, la jueza recibió una carta de la Policía pidiendo «con carácter de urgencia» que la joven fuera transferida a otra celda, ya que «corría riesgo de sufrir algún tipo de violencia por parte de los demás presos». Según el CNJ, la funcionaria solo pidió el traslado de la menor 20 días después de recibir el aviso.Además de ser violada en numerosas ocasiones, la joven fue torturada (posee numerosas quemaduras de cigarrillos en su cuerpo) y obligada a tener sexo a cambio de comida. La menor había sido acusada de tratar de robar un teléfono móvil.

Jueza envió a una menor a celda de hombres, donde fue violada durante 26 días

Brasil: La joven de 15 años estuvo detenida en el lugar junto con 30 varones. Fue procesada por robar un celular.Infobae/ Página SieteEl Consejo Nacional de Justicia de Brasil decidió castigar con dos años de suspensión, con goce de sueldo, a la jueza que decidió mantener en una celda con 30 hombres a una menor de edad, quien fue violada y torturada durante 26 días.El desgarrador caso ocurrió en 2007, cuando la joven de 15 años, acusada de robar un celular en el estado de Pará (al norte del país), fue enviada a una celda por 10 días, en los que sufrió todo tipo de vejaciones.En la segunda semana, la prisionera fue llevada a la sala de la jueza Clarice de Andrade, quien resolvió devolverla a la misma celda. Solamente pudo salir del lugar cuando otro detenido se dispuso a confesar frente al Consejo Tutelar la situación.Según los registros, el 7 noviembre de 2007, dos semanas después de la detención, la magistrada recibió un oficio «en carácter de urgencia» en el que solicitaban la transferencia de la adolescente, ya que corría «riesgo de sufrir cualquier tipo de violencia». Sin embargo, pese a la gravedad del caso, respondió al pedido 13 días después.En ese período, la menor, de iniciales L.A.B., fue «violada incontables veces», y los detenidos le apagaban cigarrillos en el cuerpo cuando intentaba dormir, según los reportes de la prensa que cubrieron el caso.En su defensa, De Andrade afirmó que había delegado a un subordinado del juzgado la tarea de comunicar el traslado, lo cual fue desmentido por los funcionarios y comprobado como falso en las pericias realizadas en las computadoras locales.La jueza ya había sido condenada a la jubilación obligatoria, pero el Supremo Tribunal Federal revocó la decisión. «Es evidente la falta de compromiso de la magistrada con sus obligaciones», subrayó Arnaldo Hossepian, relator del proceso de investigación.Nota de archivo:



La adolescente violada por más de 30 hombres en Brasil: «Pensé que iba a morir»

Publicado: 31 may 2016 / rt.comLa menor brasileña de 16 años ha dado un desgarrador testimonio a una cadena televisiva sobre la violación grupal que sufrió en Río de Janeiro.Foto ilustrativaFoto ilustrativapixabay.comLa adolescente de 16 años, violada por más de 30 hombres en la ciudad de Río de Janeiro el pasado sábado, ha explicado a la cadena TV Record cómo trascurrió ese brutal hecho.La joven salió de una fiesta y fue a casa de su expareja para dormir, pero se despertó en una vivienda abandonada donde solo había una cama, y estaba rodeada de gente desconocida. La menor cree que fue drogada antes de la violación masiva.%image_alt%«Me duele el alma»: confesión de la víctima de la violación grupal en Brasil«Me desperté en un ambiente diferente», confiesa. «Varias personas se reían de mí y yo estaba dopada. (…) Pensé que iba a morir. Listo, se acabó», relató al medio.La chica asegura que los violadores ―cuyo número no es capaz de precisar con claridad― eran desconocidos para ella. «Escuché que dijeron 33 o 38 hombres. Los que yo pude contar fueron 28», sostuvo.La adolescente afirmó también que no solo sintió daños físicos, sino también «un dolor en el alma». Según narró, «sentí culpa, varias veces, hasta ahora. Todo el día. No sé de qué. Siento que sale basura de mi cuerpo, de mi boca, de mis ojos».Por último, la joven criticó a la Policía por haber intentado culpabilizarla de algo que no hizo. «Me preguntaron qué hacía allí, si había tenido sexo grupal antes. Querían culparme de todas formas», reprochó en declaraciones a TV Record.Indignación en BrasilLas imágenes de la violación grupal divulgadas en Internet generaron conmoción e indignación entre los usuarios, muchos de los cuales se movilizaron para denunciar a los sospechosos. La presidenta destituida de Brasil, Dilma Rousseff, y organizaciones como la ONU, condenaron el hecho a través de las redes sociales.El presidente interino de Brasil, Michel Temer, por su parte, convocó una reunión de emergencia de ministros de Seguridad del Estado para tomar las medidas correspondientes, mientras que en varias ciudades brasileñas se desarrollaron manifestaciones de apoyo a la adolescente y de condena contra los agresores.