Gobierno descuida parques nacionales; soldados cuidan el Tunari sin recursos

Soldados cuidan el Tunari sin recursos

  • Dos soldados controlan el ingreso al Parque Nacional Tunari, en el kilómetro cero, al norte de Cercado, ayer. | Daniel James
  • La habitación de los soldados en el Parque Nacional Tunari en Chimboco, en el municipio de Sacaba. | Daniel James
Violeta Soria / Los Tiempos
 
Los 45 soldados enviados a evitar incendios en el Parque Nacional Tunari (PNT), la principal área protegida de la región metropolitana, “a veces les dan pena” a los pobladores porque trabajan en condiciones precarias: duermen y cocinan en un mismo ambiente y patrullan a pie.Después de la ola de incendios que se registró en agosto, hay tres puntos de control en el kilómetro cero del PNT en Cercado, Chimboco en Sacaba y Liriuni en Quillacollo.En un recorrido por el puesto de Chimboco, se constató que hay 10 soldados que viven en cuarto cedido por el vivero de la Gobernación. En la sala apenas entran los 10 catres, sus maletas y la cocina que se instaló en un rincón.Los conscriptos reciben tres raciones de alimento al día: desayuno, almuerzo y cena con los víveres de dotación de la Dirección de Defensa Civil y el cuartel.Uno de los soldados dijo que muchos se compran pipocas, habas, galletas o dependen de las encomiendas de sus familiares.“Nos hemos hecho traer harina, manteca y han mandado a los panaderos a hacer pan. Para el almuerzo, a veces, nos turnamos: un día sopa y otro segundo. En la noche tenemos una cena, té y pan”, añadió el uniformado.Consultado sobre el patrullaje, dijo que tienen dos turnos, en la mañana y en la noche. “Todo es a pie”, señaló y mostró los cascos, mochilas de agua, rastrillos, matafuegos y palas que tienen para  apagar los incendios.Mientras preparaba el almuerzo para sus “camaradas”, otro soldado contó que es difícil acceder a la zona sobre todo cuando hay un incendio, porque no tienen ni un vehículo.“No podemos ir ese ratito a pie, porque no vamos a llegar a tiempo, por eso necesitamos vehículos para llegar rápido”, sostuvo. Ayer, este medio encontró a los soldados en medio de un entrenamiento en la comunidad de Larati a más de dos horas y media de caminata desde su puesto de control.“Necesitamos vehículos para poder, incluso, abarcar un área más amplia. Otra necesidad son los ambientes”, señaló el comandante del puesto militar.El comandante de la Séptima División del Ejército, Omar Cordero, anunció el repliegue de los uniformados si las alcaldías de Sacaba, Cercado, Quillacollo y Tiquipaya no mejoran las condiciones.IncendiosEl último incendio registrado el martes en el sector de Lomas de Aranjuez dentro la jurisdicción del PNT consumió dos hectáreas de pajonales, informó el responsable de la Unidad de Gestión de Riesgos de la Gobernación (UGR) de la Gobernación, Óscar Soriano.El fuego se inició a las 19:30 y fue controlado por Bomberos, SAR- FAB, Sernap, soldados, URG de la Gobernación y a la Alcaldía de Cochabamba.En lo que va del año, se han registrado 96 incendios en 20 municipios del departamento que arrasaron con 32.706 hectáreas de  pajonales (56 hectáreas), arbustos (4.568) y especies forestales (278).Sólo en el PNT se reportaron 40 incendios que consumieron más de 4.000 hectáreas. Los municipios más afectados son Vinto, Sipe Sipe, Quillacollo, Tiquipaya, Sacaba y Cercado.