Lío de límites entre El Torno y La Guardia

La pausa ecológica origina denuncia de invasión de territorio guardieño

La pausa ecológica decretada por La Guardia originó un lío de límites con El Torno

La pausa ecológica decretada por La Guardia originó un lío de límites con El Torno

Vivian Melgar Paz



“Vamos a pedir una explicación de la razón por la cual se actuó de esa manera pero igual nos vamos a querellar contra el alcalde de El Torno (Gerardo Paniagua) porque lo que hizo fue un atropello a nuestro municipio al querer dividir el ingreso a Espejillos”, informó el presidente del Concejo del municipio guardieño, Ronald Figueroa.

La autoridad dijo que en primera instancia quedaron sorprendidos por el proceder de Paniagua, ya que no se esperaban algo así porque el municipio de La Guardia siempre se encargó del mantenimiento de esa vía y ahora “ellos aparecen a decir que les corresponde la mitad”, agregó.

El lío de límite entre estos municipios se inició a raíz de la pausa ecológica que decretó el alcalde Jorge Morales, para regularizar la extracción de áridos del río Piraí en su territorio. Esta medida llevó a cortar las vías de accesos al río, así como también no permitir el tránsito de ripieros. Una de las vías cortadas es la entrada a Espejillos, ruta ocupada por dragueros de El Torno para sacar los áridos. Es así que el viernes por la mañana el alcalde de El Torno, acompañado de algunos dragueros, colocó un cordón para dividir esta entrada, ya que dice que corresponde a su municipio la mitad de la misma, porque “este es el límite entre El Torno y La Guardia”, dijo Paniagua, al enfatizar que tiene en esta zona urbanizaciones registradas en Derechos Reales de Santa Cruz de la Sierra, desde hace muchos años, “por lo que es de conocimiento de todos que este lugar es jurisdicción de El Torno”.

La concejal guardieña Adelaida Mamani afirmó que la mancha urbana de su municipio llega hasta 200 metros más del ingreso a Espejillos, por lo que no hay discusión de dónde pertenece ese lugar, pero que en última instancia sería a través de un referendo para que sean los vecinos del lugar que decidan adónde pertenecer.

Por su parte, Hernán Cabrera, secretario de Desarrollo Humano de la Alcaldía de La Guardia, indicó que la pausa ecológica se está cumpliendo a cabalidad.

Los pobladores que viven en esta zona manifestaron su rechazo al “avasallamiento que hicieron los ‘torneños’, nosotros pertenecemos a La Guardia”, dijo Edgar Orellana. Dejaron claro que si se repite la acción del viernes, actuarán de la misma manera, ya que fueron ellos los que obligaron a sacar el cordón que partía la calle en dos

Fuente: eldeber.com.bo