Bolivia se instala

Asunción. Varios de los principales representantes nacionales ya viven el inicio del Dakar.



Literalmente ya no queda nadie, todos los pilotos nacionales se encuentran en Asunción a la espera de poder probar sus máquinas y obviamente aguardando el inicio del Dakar. Charlas entre compañeros y viejos conocidos, inspección a las máquinas, todo sucede en la previa. Lo importante será entre hoy y mañana cuando puedan estar con sus respectivas máquinas para realizar la correspondiente puesta a punto antes de la largada simbólica. 



Máquina y piloto, el dúo dinámico. Nada resume mejor los rostros aliviados de los pilotos cuando ven por primera vez a sus máquinas al llegar a Asunción. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los vehículos de competición parten del ya conocido puerto de Le Havre en Francia y que luego de casi dos semanas en alta mar arriban al puerto de Campana (Buenos Aires, Argentina), para luego vía terrestre llegar a territorio paraguayo. En el trajín del viaje existen inconvenientes, a veces llegan un poco maltratados, dependiendo de cómo sea la travesía.

Y para los pilotos bolivianos ha sido de esta manera, más precisamente para Rodrigo Gutiérrez y Marco Bulacia, ambos del South Racing, sus coches desarrollados en Sudáfrica fueron parte de ese «Arca de Noé», pero del mundo tuerca.

«Por suerte las máquinas llegaron en perfectas condiciones. Ahora es tiempo de permitir que el equipo trabaje», decía Rodrigo Gutiérrez, quien junto a Marco Bulacia se encontraban en el taller Copetrol  de Paraguay. Mientras que Happy Peredo hacía lo suyo en el taller ABR Rally.

«Listos para armar la máquina», indicaba en su Facebook Peredo, quien debutará en la máxima competencia de cross country en 2017.

«Chavo» y Wálter Nosiglia se encuentran en el campamento de partida en el que  también compartieron experiencias. Sus respectivas máquinas ya están listas para el inicio de la odisea.

Ellos son los principales candidatos a ser protagonistas en el Dakar y también a dejar en alto el nombre de Bolivia en una competencia en la que los ojos del mundo se posarán sobre ellos durante poco más de una semana a pura competencia, adrenalina y sobre todo arrojo total.

Fin de año lejos de casa
Con la familia o con los amigos, pero siempre bien rodeados

 

Atípico. Así será este fin de año para los pilotos bolivianos que disputen el Dakar. Algunos como Marco Bulacia o Wálter Nosiglia se llevan a toda su familia para disputar 'La Odisea'. Por lo que será lejos de sus respectivos lugares de origen, pero juntos.
Para otros será más que complicado ya que están solos, y si bien se llevan amigos dentro del grupo de trabajo, igual no es lo mismo en una previa al Dakar.

Coma los sigue de cerca. Wálter (Jr.) y Daniel, Nosiglia, los hijos de Wálter, son seguidos por Marc Coma, hoy director deportivo excampeón del Dakar, el español se sorprendió con el nivel de ambos en Marruecos.

Cobertura de los medios 

Varios medios nacionales, sobre todo de Santa Cruz, se encuentran en Asunción. Uno de ellos es Voces del Deporte, reconocido programa radial que ya tiene a uno de sus principales periodistas en tierras paraguayas. Los medios bolivianos siguen de cerca a sus principales representantes nacionales.

Equipo gigante

Poco más de 60 personas trabajan en el South racing en el que compiten Bulacia y Gutiérrez

Día para probar

Hoy varios de los pilotos nacionales harán su puesta a punto, además de mañana.