El presidente “que no sabía”

160223045656_el_presidente_morales_perdi_por__624x351_reuters_nocredit“Sólo sé que no sé nada”, decía el filósofo ateniense en una muestra de humilde sabiduría. Muy distinto es el caso de Evo Morales, que ante las repetidas crisis atravesadas por su gobierno en el año que fenece ha optado por lavarse las manos alegando un irresponsable desconocimiento.El presidente “no sabía” si su hijo estaba vivo o no. “No sabía” de los mega-contratos estatales que su ex consorte negociaba para la trasnacional china Camc. “No sabía” que se avecinaba el desabastecimiento de agua potable y actualmente dice que “no sabía” sobre la aerolínea dirigida por su ex piloto, en una de cuyas naves había viajado sólo dos semanas atrás.El problema, para Evo, es que “saber” en la mayoría de estos casos equivaldría a asumir responsabilidades por conductas criminales, pero “no saber” lo muestra como alguien francamente incapacitado para el ejercicio del gobierno.Ahora, el presidente “que no sabía” acaba de viajar de nuevo a Cuba a re-despedir las cenizas del tirano Fidel Castro, a las que ya había rendido homenaje pocos días atrás.Nada como huir de las crisis con un viaje internacional estratégico, hasta que la temperatura de la molestia ciudadana baje a niveles administrables con el correr de los días…[email protected]