En Santa Cruz triste adiós para Arias, Goytia y Quispe

  • Los familiares acompañaron hasta su morada a los caídos en el vuelo de LaMia, donde perdieron la vida 71 personas.
La familia Arias. Despidió a Sisy. Los amigos y familiares acompañaron este doloroso momento.

La familia Arias. Despidió a Sisy. Los amigos y familiares acompañaron este doloroso momento.

Carmela Delgado – EL DEBER

En medio de llanto y de palabras cargadas de amor ayer les dieron el último adiós a Sisy Gabriela Arias Paravicini, Ovar Fernado Goytia Vargas y Álex Richard Quispe García en Santa Cruz, que fueron parte de la tripulación del vuelo de LaMia, donde murieron 71 personas.



Alrededor de las 11:00 partió desde la sala Amanecer del salón velatorio Las Misiones el cuerpo de Quispe, donde sus familiares abrazaron una fotografía cerca del cajón.A esa misma hora, a pocos metros, en la sala Concordia, se realizaba el acto de despedida de Goytia. Un momento muy emotivo fue cuando su esposa, María Lourdes Gómez, agradeció por los tres hijos que le dejó. “Les pido que lo recuerden como era él como persona, como padre, como ser humano. Que se quede en nuestra mente como era: bromista, alegre y amoroso”, dijo. Cargó y abrazó todo el tiempo a su hija menor.Sus dos hijos varones hablaron a los presentes para agradecer a familiares y amigos que los acompañaron y que lo recuerden bromista y cariñoso, como era. El mayor, Bruno Fernando Goytia Gómez, remarcó un dicho que dicen en su gremio. “Un piloto nunca muere, solo vuela más alto”.Pasado el mediodía sus restos fueron sepultados en el cementerio Las Misiones.Sisy se despidió con una cartaPor la tarde, a las 15:00, en la sala Horizonte, Jorge Arias, acompañado de su familia, incluyendo los dos hijos que dejó Sisy, leyó una carta que ella misma les escribió.“Tuve que emprender el regreso a casa, antes de lo esperado, por eso sé que se encuentran afligidos por mi partida; sin embargo, quiero que sepan que a pesar de las tristezas y dificultades, siempre los amé y siempre los seguiré amando y he sentido su cariño, afecto y ternura …Querida familia, quisiera que sepan que fui feliz, que sentí su amor y que tengo por seguro que Dios no me pudo elegir una mejor familia, por eso les pido, ahora en mi ausencia, no dejen de soñar y luchen por los anhelos… ustedes en la tierra y yo desde aquí seguimos siendo familia… siempre que me piensen, recuerden y hablen de mí yo estaré presente… Les sigo amando desde la eternidad”, dice parte de la carta, donde también les dijo a sus hijos que los amaba y les pidió que sean cada día mejores seres humanos.Su madre dijo que se la entregaba a Dios, porque su hija “era un ángel bueno, noble, que dio cariño a todos los que necesitaban”.En el cementerio, los restos de Sisy entraron a la capilla de cremación, acompañada por los mariachis que le dedicaron algunas canciones de despedida, incluyendo el padrenuestro.Muy temprano trasladaron el cuerpo de David Vacaflores hasta Cochabamba, donde será sepultado por sus familiares y amigosFuente: eldeber.com.bo