La guerra de Felicity Jones contra la diferencia salarial

Felicity Jones, en el estreno de La actriz cobra un salario superior al de sus compañeros de reparto en la última entrega de Star Wars rompiendo uno de los tabúes de Hollywood

El 2016 ha sido un año horribilis para todos menos para Felicity Jones. La actriz británica, de 33 años, no solo ha protagonizado tres grandes estrenos —Un monstruo viene a verme a las órdenes de J.A. Bayona; Inferno, junto a Tom Hanks, y Rogue One, del universo de Star Wars— sino que ha hecho algo más importante: romper con las diferencias salariales. Según informó la revista The Hollywood Reporter, el sueldo de Jones, al frente de las fuerzas rebeldes en este spin off de La guerra de las galaxias que arrasa en la taquilla mundial, es muy superior al de sus compañeros de reparto.Según la información, el sueldo de la intérprete se cifra en millones de dólares (aunque la cantidad exacta no se ha dado a conocer) mientras que el de sus compañeros de reparto, tanto el del mexicano Diego Luna como el del australiano Ben Mendelsonh, se cuenta en los cientos de miles. Los tres protagonizan el reparto plural de este filme que a los pocos días de su estreno lleva recaudados más de 530 millones de euros en la taquilla mundial. Y ella ha entrado por primera vez en la lista de la revista Forbes de los actores más taquilleros: en concreto, en el puesto número nueve pues sus tres películas han generado, por ahora, 805 millones de dólares en las taquillas mundiales.
Felicity Jones con sus compañeros de reparto de la última entrega de la Guerra de las Galaxias.
Felicity Jones con sus compañeros de reparto de la última entrega de la Guerra de las Galaxias. CORDON PRESS
Hablando sobre su trabajo a principios de diciembre con EL PAÍS, Felicity Jones se mostró ilusionada con lo que significa el personaje de Jyn Erso que interpreta. “Los papeles femeninos que tenemos ahora en el universo de Star Wars están a la par con los grandes papeles masculinos que hubo antes. Es maravilloso y es como tiene que ser. Tiene que haber una paridad”, indicó la candidata al Oscar como mejor actriz en 2015 con La teoría del todo.Su carrera ha sido fulgurante. En muy poco tiempo ha pasado del anonimato, con un comienzo en la televisión británica y el obligado paso teatral por la obra de Shakespeare, a convertirse en el rostro del que Hollywood no se cansa. Primero despuntó en el festival de Sundance con la frescura romántica de Like Crazy, junto al ahora fallecido Anton Yelchin, para aterrizar en esta industria a la par que Eddie Redmayne en La teoría del todo. Un rostro que también ha aparecido en la campaña de otoño invierno de Burberry, como ya lo hizo en una de Dolce&Gabbana.La revista Business Insider interpreta el sueldo de Jones como un ejemplo de la ambición de esta actriz en lugar de verlo como un cambio en el machismo que impera en las políticas salariales de la industria del cine. La realidad es que el último sueldo de Jones se suma al de Jennifer Lawrence como excepciones que confirman la regla. Lawrence fue la primera en denunciar la diferencia salarial de las estrellas según su género. En una carta abierta subrayó el pasado año la tremenda diferencia de su salario y el de Amy Adams con el de Christian Bale y Bradley Cooper en La gran estafa americana, película en la que todos compartían cartel. Ahora, en su último estreno, Passengers, la oscarizada actriz cobra muy por encima de Chris Pratt a pesar de que la estrella de Jurassic World lleva más años de carrera a sus espaldas.

Fuente: elpais.com