8 de cada 10 extintores en mercados no sirven

Bomberos observa problemas en los sistemas de prevención y de combate contra incendios. Los comerciantes minimizan la situación. Los dirigentes gremiales piden tomar conciencia

Pese a la prohibición y al acuerdo con los comerciantes, aún hay puestos asegurados al piso con pernos

Extintores descargados y mal ubicados, hidrantes que solo existen en los planos de Saguapac, comerciantes que no saben cómo manejar los matafuegos, señalización inexistente de los equipos de prevención, sobrecarga de las tomas de corriente, gabinetes de emergencia convertidos en basureros y puestos empernados en el piso, son solo algunos de los detalles que encontró la unidad de Bomberos de la Policía luego de inspeccionar los mercados La Ramada, Los Pozos, Abasto y Mutualista, y la feria Barrio Lindo.  

El panorama con el que se toparon los policías es un perfecto ‘cóctel’ de inseguridad que pone en riesgo las inversiones de los comerciantes, la integridad física de las personas que visitan estos centros y el medioambiente local, ya que el riesgo de un incendio en estas condiciones es alto.

Carlos Canaviri, comandante de Bomberos, dijo que el trabajo realizado por un equipo de más de una decena de inspectores es parte de un proceso de fiscalización que se realizará no solo a los mercados, sino que se extenderá a los supermercados, a las ferias itinerantes y a los condominios habitacionales donde se debe verificar si cumplen con las medidas necesarias de prevención contra incendios.

Las inspecciones policiales están amparadas en un decreto supremo, promulgado el 25 de noviembre de 2016, donde se dispone la creación de centros de inspección a cargo de la Policía para determinar fallas o irregularidades respecto a temas de prevención contra incendios.

Sin conocimientos
La alarma que generó en los inspectores policiales por todo lo encontrado en los mercados parece no haber contagiado a los comerciantes.

Carla Mamani, una comerciante de ropa de La Ramada, aseguró no saber nada sobre temas de prevención contra incendios y dijo desconocer dónde están los extintores o al menos si hay alguno cerca de su puesto de venta, que, al igual que otros que hay en las calles de la zona, está empernado al piso, situación que es observada por Bomberos, ya que esto impide el ingreso de los vehículos policiales para sofocar un siniestro.
“No va a pasar nada aquí, no tenemos cosas que puedan incendiarse”, dijo Dionisia, una mujer que vende ropa interior cerca del puesto de Carla.

Para Dionisia, las afirmaciones de que los mercados son peligrosos es un invento para retirarlos de la zona. Considera que el incendio que se registró  hace seis años fue una desgracia que no cree que se repita.
“Es cierto que hay problemas, pero los vamos a solucionar”, apuntó Herminia Peredo, vendedora de abarrotes en Los Pozos, mercado donde no hay hidrantes y donde 12 de los 15 extintores encontrados por la Policía no funcionan.

Carlos Castro, vendedor de la feria Barrio Lindo, considera algo exagerado el diagnóstico de la Policía y dijo que los extintores que allí tienen sí funcionan, aunque reconoció que al estar guardados en rejillas metálicas con un candado de por medio, su utilización puede demorarse y convertirse en un problema.

En Barrio Lindo se halló un hidrante que es utilizado como pata de un puesto de venta y extintores escondidos detrás de los productos que se ofertan.

Reflexión dirigencial
Los tres dirigentes con mayor peso en el sector gremial, Jesús Cahuana, Griselda Muñoz y Róger Labarden, reconocieron los problemas que identificaron los bomberos y señalaron que buscarán que los vendedores tomen conciencia sobre los riesgos. “Hemos visto con preocupación esta situación, la realidad en los mercados es como dice Bomberos. Si no somos precavidos, vamos a lamentarlo”, apuntó Labarden, que además pide una reunión con personeros de la CRE y de la Alcaldía para no permitir más extensión de cables de energía eléctrica, hasta que no exista seguridad.

Para Muñoz, es necesario que los vendedores respeten las áreas destinadas para la infraestructura de seguridad, como los extintores e hidrantes, espacios que han sido copados por los puestos de venta.

Finalmente Cahuana, que es encargado del proceso de ordenamiento de los mercados desde el Concejo Municipal, dijo que hay predisposición de los comerciantes para ayudar en la solución y adelantó que se pedirá realizar controles para que se cumplan las normas que evitan posibles siniestros 

Fuente: eldeber.com.bo