Autonomía indígena: avance o retroceso

Jimmy Ortiz SaucedoNoticia: Nace la primera autonomía indígena con 46 autoridades (El Deber 09-01-17).- De la mano de Evo Morales, el Estado Plurinacional pondrá a funcionar desde hoy la primera autonomía indígena originaria en Charagua. Comentario: Yo me pregunto: ¿Será este un avance o retroceso, en materia democrática? ¿Mejorará la vida del Municipio de Charagua? ¿Será una verdadera autonomía, o un enclave del centralismo? ¿No terminará igual que la elección directa de magistrados, que destruyó la justicia? ¿Será que volver al colectivismo precolombino dará resultado en el Tercer Milenio? ¿Cómo ha sido la experiencia en materia de usos y costumbres en Santa Cruz? Son muchas preguntas que pronto la historia ira develando.Hago votos para que esta autonomía indígena sea bien sucedida. Que el Municipio de Charagua alcance el desarrollo económico y social que necesita. Que el Iyambae de su glorioso ancestro resuene desde el pasado, como un recordatorio de libertad y dignidad. Que logren la autonomía autentica que anhelan. Que puedan elegir libremente a autoridades, que manejen su propio territorio, su planificación, su educación y sus recursos económicos. Que insertados en el departamento y en el país, puedan construir el Estado desde abajo, como se hace en Estados autonómicos auténticos.Hago votos también por la modernización de esta amada región de la Tierra Camba, que no se queden anclados ni en el pasado, ni en el presente. Que a la par de llenar sus necesidades básicas, se dediquen a trabajar con ahínco en lo más importante: la educación de calidad de su gente.Que sigan los lineamientos del visionario presidente de Costa Rica, Pepe Figueres, que hizo de ese país centro americano lo que es hoy. Decía Figueres: «La educación es la única forma de salir de la pobreza con dignidad». Hay que insertar al municipio de Charagua; como quiero que se inserten también al departamento de Santa Cruz, en la economía del conocimiento (ver propuesta Santa Cruz 2061). Esta es la nueva economía del siglo XXI, la única que tiene la potencia para sacarnos de la pobreza del Tercer Mundo. No saldremos de la pobreza vendiendo materias primas, estas cada día pesan menos, en la estructura del PIB mundial. La economía basada en materias primas, es un motor de poca potencia.Mala señal las garras del extinto Ministerio de «Autonomía», metido en el Iyambae de Charagua. Los plurinacionales fueron los enemigos número uno de la autonomía, por la que votó el pueblo. El propio Evo Morales hizo campaña en su contra. Solo se sumaron a la autonomía cuando el tsunami autonómico los atropello, y no les quedo otra, no son autonomistas de convicción. Evo Morales y su partido, no tiene moral para dirigir una autonomía, es mucho cinismo querer hacerlo.Tampoco son amigos de nuestros hermanos indígenas de Tierras Bajas. Me recuerdo como si fuera hoy la brutal pateadura de Chaparina, así como el paralelismo irreconciliable que propiciaron en CIDOB. Los indígenas solo fueron instrumentalizados por el populismo, después que llegaron al poder los desecharon.El descartado Ministerio de «Autonomía» sentó sus reales en Charagua, con la intención de modelar y dirigir la autonomía a gusto del jefazo, para tenerlo como un simple colgandijo del centralismo miope y atropellador, que se niega a dar paso a la autonomía por la que voto el 86% del pueblo cruceño; la verdadera autonomía. Una autonomía que llegará tarde o temprano, o que la frustración ciudadana puede mutar en federalismo, como ya se exige con fuerza desde Potosí.Mientras Morales este en el poder no habrá autonomía, el totalitarismo es la antítesis de la autonomía.