Bolivia con niveles de desnutrición crónica, según el PMA

El director regional del PMA en América Latina y El Caribe, Miguel Barreto informó que los niveles de desnutrición crónica en el país oscilan entre el 25 y 27%, por encima del promedio en la región.



Ref. Fotografia: Director regional para América Latina y El Caribe del PMA, Miguel Barreto.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) a través de su director regional para América Latina y El Caribe, Miguel Barreto alertó que Bolivia registra niveles de desnutrición crónica entre 25 y 27%, cuando la media de la región es del 16%. Instó a generar programas contra el hambre que fomenten el consumo de productos locales sanos que no afecten las economías de los más pobres, y que vayan más allá de los gobiernos.



«En términos reales América Latina en los últimos 10 años ha evolucionado muchísimo en términos de lucha contra la desnutrición, más de 10 países alcanzaron la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) pero todavía mantenemos niveles de desnutrición que oscilan entre el 49% y 1% (…). En Bolivia mantenemos niveles del 25 al 27% cuando en América del Sur los niveles promedio son de 16% de desnutrición crónica», afirmó a ANF.

Barreto señaló que en América Latina, 34 millones de personas se van a dormir con hambre. «Se encuentran en estado de subnutrición lo que significa que comen de manera irregular, adicionalmente hay cifras que van del 50 y 1% en términos de desnutrición crónica, los países con  mayores niveles de desnutrición crónica son Guatemala, Haití y Bolivia en la región», reafirmó.

El representante del PMA dijo que también preocupa los niveles de anemia cercanos al 45% en la región y del 20% de obesidad. «Obesidad y anemia es mal nutrición; lo que es urgente es generar políticas públicas que promuevan cambios de hábito en el tipo de alimentos que consume la gente», sostuvo.

En criterio del experto, desde los países de la región se deben encarar campañas de nutrición no solo en las escuelas, sino en diferentes niveles de la población que permita a la gente saber cómo mejorar sus recetas sin afectar su economía, y como reemplazar productos de uso regular por productos mucho más nutricionales.

«En todos los países se debe generar planes nacionales de disminución de desnutrición crónica más allá de un gobierno que una a todas las fuerzas políticas y que no cambie cada vez que hay un cambio de gobierno nuevo (…). En Perú, Chile y Costa Rica se logró reducir los índices de desnutrición de manera importante», aseguró.

Barreto destacó que Bolivia cuenta con una gran cantidad de productos nativos y nutricionales, pero se debe trabajar más para que la población acceda  al producto adecuado y este sea producido de maneta sustentable.

 

Campaña contra el hambre 

El representante del PMA llegó al país para lanzar junto al restaurant Gustu, la campaña: Sanos sin hambre. Dijo que el lanzamiento mundial será el 17 de enero en una cena general que contará con la presencia del secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), con el propósito de mejorar los sistemas de producción de alimentos con modelos sostenibles y generar una gastronomía inclusiva.

«En el caso de Bolivia gracias al apoyo del restaurant Gustu se harán cenas satélites en diferentes países del mundo; en Bolivia, Perú y Guatemala con el mismo concepto, de que los productos deben ser parte de una dieta masiva de la población para reducir los niveles de desnutrición, anemia y obesidad», aseguró.

Barreto llamó la atención porque el 60% de la población sólo consume papa, arroz, frejol y maíz cuando en la región hay 30 mil productos alimenticios.

Fuente: eldia.com.bo