Cae una mujer acusada de contratar sicarios para matar a su marido en Argentina

Había denunciado la desaparición de la víctima, pero se quebró cuando fue a reconocer el cuerpo.

Alberto Torres (64) fue hallado apuñalado en un descampado de Cañuelas.



A todos los conocidos y amigos, si saben algo de mi papá por favor comunicarse conmigo. Anoche fue a un velorio y no regresó a casa. Nadie sabe nada de él”. El desesperado mensaje fue publicado el jueves 12 de enero en Facebook por el hijo de Alberto Joaquín Torres (64). Horas después, el cuerpo del hombre fue encontrado en un descampado, con varias puñaladas. Por el crimen detuvieron a su mujer, quien confesó que contrató a tres sicarios para cometer el homicidio.

La investigación comenzó el jueves, cuando la esposa de Torres -identificada por la Policía como Florencia (44), de nacionalidad chilena- se presentó en la comisaría 1° de Ezeiza y denunció la desaparición de su marido, con quien convivía en esa localidad del sur del Conurbano. Tras el hallazgo del cadáver, la mujer se presentó en la morgue para identificar el cuerpo. Fuentes policiales informaron que en ese momento se quebró y confesó “la autoría intelectual de los hechos”.

Los investigadores detallaron que la imputada admitió haber contratado a tres vecinos para cometer el homicidio. Los sicarios habrían sorprendido a Torres en su casa, durante la madrugada del jueves, cuando regresaba de un velatorio. Luego de atacarlo a puñaladas, los asesinos cargaron el cadáver en el auto de la pareja y se lo llevaron.

Según fuentes del caso, mientras los sicarios, uno de los cuales mantendría un romance con la acusada, descartaban el cuerpo, la mujer realizó la falsa denuncia. Además, llamó a su hijo para decirle que su padre se había marchado con el auto y que no lo podía ubicar.

Luego de la confesión de la mujer, los peritos se trasladaron hasta la casa de la víctima, donde hallaron manchas de sangre en una cama y un colchón, y secuestraron un cuchillo de cocina para determinar si fue utilizado en el homicidio.

Tras quebrarse, la mujer aseguró que durante diez años fue víctima de hechos de violencia de género de parte de Torres, lo que la llevó a planificar el crimen. La sospechosa quedó detenida, imputada por “homicidio agravado por el vínculo”. Anoche, los tres hombres señalados como sicarios continuaban prófugos.

Fuente: clarin.com