Carlos Saucedo traslada sus goles al ataque de Guabirá

El delantero cruceño llegó a un acuerdo para rescindir el contrato que lo ligaba a Real Potosí y de inmediato le dio el sí a los azucareros, que debutarán el domingo ante el Tigre
Liga

%image_alt%

Carlos Saucedo vuelve a jugar en Santa Cruz y lleva los goles a Montero. Foto: Facetas Deportivas

Más de una hora de negociaciones fueron necesarias para que Carlos Saucedo logre romper el vínculo que lo amarraba hasta junio de 2017 con Real Potosí y de esta manera deje libre el camino para su incorporación a Guabirá, club que ya lo anunció como un refuerzo más para la plantilla que dirige Víctor Hugo Antelo y que este domingo en Montero debutará en el torneo Apertura frente a The Strongest, el último campeón del fútbol boliviano.



No fue sencillo llegar a un acuerdo y cuando se dio, fue el mismo jugador quien informó que para rescindir deberá pagarle al club lila una compensación por los meses que le quedaban de contrato, pero que a la vez le permitirá seguir jugando en el fútbol cruceño.

‘El Caballo’ goza de la confianza del técnico ‘Tucho’ Antelo, que ya lo esperaba a inicios de semana para que sea habilitado en la Liga por la carencia de delanteros en su equipo y más aún luego de que Luis Melgar se resintiera de una molestia en el muslo izquierdo, quedando para el debut ante el Tigre Mauricio Chajtur, Jorge Pizarro y Kevin Ríos. 

Según Rafael Paz, presidente del club azucarero, una vez Saucedo logre firmar su desvinculación con Real Potosí, estampará su rúbrica con ellos por un año calendario, lo que le permitirá al equipo azucarero reforzar la ofensiva tras la salida de José Alfredo Castillo.

Cerrado este fichaje, la dirigencia sigue abocado a la búsqueda de un delantero más, que le permita al DT un panorama más amplio en la ofensiva. Por otro lado, se conoció que el volante brasileño Anderson Gonzaga se está cumpliendo un periodo de prueba en el equipo norteño y en caso de no lograr el fichaje de un volante ofensivo, sería una de las opciones que maneje la dirigencia.

Fuente: diez.bo