De 106 exministros de Evo, 93 ocupan cargos públicos

García Linera dijo que las exautoridades vuelven a sus actividades y que solo algunos son convocados al Ejecutivo. Los opositores ven discurso desnudado.Colaboradores de Evo Morales el presidente había anunciado la renovación de ministerios. Parte del gabinete que asumió funciones el lunes 23. La sorpresa fue la salida de Choquehuanca. Foto: APG noticiasEn 11 años de Gobierno, el presidente Evo Morales ha tenido 106 ministros, más que cualquier otro mandatario en toda la historia del país. Del total de personas que han pasado por su gabinete, 93 volvieron a ocupar funciones de Estado, algunos como embajadores y otros pasan a ocupar cargos de quinto nivel en diferentes reparticiones.En el Gobierno justifican la rotación. El vicepresidente Álvaro García Linera señaló que las exautoridades retornan a sus funciones y algunos son convocados para cargos específicos, dependiendo de las misiones que deben cumplir.EL DEBER hizo un seguimiento de las personas que ocuparon cargos de ministros y encontró que casi un centenar de autoridades fueron recontratadas. Según los cálculos, el 87,73% de los exmiembros del gabinete ocupan cargos públicos y se desconoce  la situación actual del 12,26% porque sus nombres no figuran en la página digital de la Contraloría General del Estado (CGE) o en algunas de las entidades internacionales o empresas estatales.“Los ministros que dejan el cargo siguen siendo revolucionarios que nos han acompañado, vienen de trayectoria social, profesional donde se destacaron por su capacidad y compromiso, por su militancia, y una vez que regresan a la sociedad seguirán desempeñando las actividades que hacían revolucionariamente (…) tal vez algunos exministros sean convocados para que nos ayuden en alguna actividad de gestión de Gobierno”, afirmó García Linera en conferencia de prensa, la semana pasada.Esos son los casos de los exministros Hugo Siles y Lenny Valdivia; el primero juró el jueves al cargo de viceministro de Autonomías, mientras que la exministra de Transparencia volvió a ocupar funciones en la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).Para la dirigencia del Movimiento Al Socialismo (MAS), la recontratación de los exministros tiene se explica por la experiencia que acumularon en el cargo (tanto en gestión como en el arte de gobernar) y se busca sacar provecho de ese conocimiento.“El presidente Evo Morales decía en una intervención que es muy difícil encontrar hombres y mujeres comprometidos con el pais y que la gente comprometida debe seguir trabajando”, dijo el diputado Franklin Flores, del oficialismo.Su correligionario, el congresista Javier Zavaleta, afirmó que recurrir a los cuadros salientes en otras actividades es una práctica que se realiza en todas las entidades públicas o privadas y que el Gobierno seguirá recurriendo a estos cuadros y solo vetará a aquellos que tienen cuentas con la justicia.Los señaladosDe los 106 ministros de Evo Morales, cuatro tienen cuentas pendientes con la justicia; se trata de Nemesia Achacollo, Julia Ramos, Wilfredo Chávez y Sonia Polo. Las dos primeras están detenidas por el caso Fondo Indígena, Chávez está vinculado al caso Zapata y Sonia Polo fue destituida por supuestos nexos con una casa de juegos y logró detención domiciliaria.Mientras que el exministro de Gobierno, Sacha Llorenti, que estuvo acusado por el caso Caranavi, fue enviado como embajador ante las Naciones Unidas “y está haciendo un papel descollante para el país”, dijo Zavaleta.Para el opositor Amílcar Barral (UD), en realidad lo que hace el Gobierno es premiar a sus cuadros y, más aún, a los que tienen cuentas en el país, y recordó que no solo es Llorenti, sino también jefes militares que tienen denuncias en el país y que fueron enviados como embajadores a otros países.Los anónimosLa decena de exministros que no aparecen en las entidades estuvieron vinculados a los ministerios de Aguas y Trabajo, principalmente, y no existen datos de su actividad.Salvo el caso del exministro de Minería Milton Gómez, que en la actualidad, según él, se dedica a la formación de cuadros sindicales en la ciudad de El Alto. Otros rompieron vínculos con el Gobierno.Ese es el caso de los exministros de Trabajo, Calixto Chipana, Félix Rojas, Daniel Santalla y Álex Gálvez; de Hidrocarburos, José Luis Gutiérrez; de Planificación, Hernando Larrazábal, y Graciela Toro; de Autonomías, Claudia Peña; de Salud, Wálter Selum; de Aguas, Wálter Valda, y José Zamora; de Minería, Mario Virreira; de Culturas, la cantante Zulma Yugar, que volvió a los escenarios.El diputado de Unidad Demócrata (UD), Wilson Santamaría, opinó que el retorno de los exministros significa que el Gobierno tiene la misma práctica de los anteriores gobiernos porque hace un “pasanaku entre sus exministros”.La también opositora Beatriz Capobianco manifestó que no existe  interés de cambiar la situación del país porque los mismos ministros que salen de sus despachos por ineficientes o acusados de corrupción vuelven a ocupar cargos en el Gobierno.EL DEBER / Marco Chuquimia