El mal momento que eligió un fanático para tomarse una selfie con un jugador de la NBA

Un aficionado agarró por el brazo a TJ Warren, de los Suns de Phoenix, y trató de tomarse un fotografía mientras se levantaba de una caída un tanto aparatosa

Un fanático de la NBA fue el protagonista del segundo cuarto de juego entre los Mavericks de Dallas y los Suns de Arizona después de haber intentado sacarse una selfie con uno de los jugadores.



El deportista en cuestión fue TJ Warren, alero de los Suns que se negó a la fotografía y su equipo terminó cayendo por 113 a 108 para acabar en el último lugar de la tabla.

La acción se produjo a los dos minutos del segundo cuarto. La jugada en ataque de los Mavericks, a cargo de Deron Williams, terminó en conversión para el conjunto de Dallas.

Pero el hecho insólito ocurrió después de ese episodio. El alero de 23 años causó la caída del jugador rival y luego se tropezó con él. Al caer, terminó al lado de un eufórico fanático que intentó tomarse una selfie.

Cuando trató de levantarse, el aficionado lo tomó del brazo e intentó hacer una foto junto a él. Al parecer no logró su cometido ya que Warren, un tanto enojado al ver que gracias a esa jugada su equipo caía por 55 a 53, se soltó.

El encuentro terminó con la victoria de los jugadores de Dallas por 113 a 108 en el Arena Ciudad de México. Con esa derrota los Phoenix Suns se sitúan en el último lugar de la Conferencia Oeste de la NBA.

LEA MÁS:

Fuente: infobae.com