En busca de justicia 987

 

Pese a toda la manipulación que ejerce el régimen en el poder judicial, no se ha podido demostrar la culpabilidad de los acusados de terrorismo en el caso Rózsa. Están por cumplirse ocho años desde la ejecución de tres ciudadanos europeos y el juicio se mantiene latente en medio de maniobras por conseguir, a la fuerza, la sentencia de los que se mantienen firmes esperando que se haga justicia.

Mientras tanto en Irlanda, la marcha por llegar a la verdad no se detiene. Recientemente, el Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento irlandés analizó en una audiencia especial la muerte de Michael Dwyer, ejecutado en abril de 2009 en el hotel Las Américas. Los legisladores llegaron a la conclusión de que fue el Gobierno de Bolivia el responsable del asesinato de su conciudadano.



En la reunión, la madre de Michael, Caroline Dwyer, detalló los trámites que ha hecho ante el Estado boliviano y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para exigir una investigación internacional y al final, el diputado Alan Kelly llegó a la conclusión de que “esto huele mal desde el máximo nivel, desde el presidente”.

Fuente: eldia.com.bo