Mariah Carey y otras 5 estrellas que sufrieron bochornos inolvidables por culpa del Lip-Synch

Mariah Carey

Eugene Gologursky/Getty Images

Definitivamente debieron gritar en su interior: ¡TRÁGAME TIERRA! El pasado 31 de diciembre, Mariah Carey terminó el 2016, e inició el 2017, de la manera más bochornosa para cualquier cantante respetable. Se supone que sería una noche triunfal en la que deleitaría a todos con un show especial de Fin de Año en el mítico Times Square de la ciudad de Nueva York, pero lo cierto es que dejó a todos una incómoda sensación y un amargo sabor de boca.Todo parecía ir bien cuando subió al escenario y las primeras notas empezaron a sonar, sin embargo, cuando le llegó el turno de cantar inició el desastre. Era evidente que la ganadora del Grammy esperaba iniciar un Lip-Synch magistral, pero las pistas de audio fallaron y ella no se atrevió a cantar en vivo y directo como muchos esperaban.»Esta es la versión del álbum», admitió Carey antes de abandonar el escenario.Más tarde Mariah y su equipo acusaron a Dick Clark Produccions de sabotear su show para conseguir más rating, cosa que ellos catalogaron de «difamatoria, indignante y francamente absurda».Pero calma Mimi, aunque definitivamente nunca nos olvidaremos esta desastrosa víspera de Año Nuevo, debemos recordarte que no eres la única que ha sufrido episodios de este tipo.

Ashlee SimpsonA principios del 2000 la hermana menor de Jessica Simpson se abría camino en la música pop, muy al estilo de Avril Lavigne. Su notoriedad en las radios y en las carteleras era importante, así que recibió una invitación que no pudo negar: cantar en Saturday Night Live.Y así fue como llegó aquella fatídica noche de octubre de 2004, cuando Simpson protagonizó uno de los peores capítulos del doblaje en escena.Se suponía que Ashlee interpretaría sus temas Pieces of Me y Autobiography, pero por error la letra de la primera canción sonó en ambas presentaciones, dejando en evidencia que la estrella había usado técnicas de lip-synch.Simpson se mostró visiblemente avergonzada, y después de hacer algunos incomodísimos pasos de baile, terminó por abandonar el escenario. Al final del programa, con el guapo Jude Law a su lado, dijo, «Me siento tan mal. Mi banda comenzó a tocar la canción equivocada, y yo no sabía qué hacer».
Britney SpearsDespués de su controversial y muy pública crisis, la princesa del pop planeó un regreso que promovieron como triunfal, pero evidentemente fue demasiado pronto para ella.Cuatro años después de que Spears nos dejara sin aliento al interpretar I’m a Slave 4 en los MTV Video Music Awards, en 2007 regresó al mismo escenario con un extraño corte de cabello, una figura más rellena y menos confianza que la acostumbrada para presentar su nuevo sencillo Gimme More.Usando panties y un sujetador negro, Spears se movió torpemente sobre el escenario y falló al momento de imitar la pista de voz que sonaba de fondo.Por fortuna, un año después, Brit volvió a los VMAs para brillar como siempre al ritmo de Piece of Me.
Lindsay LohanLilo ha protagonizado todo tipo de escándalos dentro de su carrera y a nivel personal, y como también incursionó en el canto no podía salir ilesa de este conteo.En 2004, mientras promocionaba su disco Speak en el show Good Morning America, quedó en evidencia que Lohan dobló su interpretación del tema Rumors.Todo iba bien, pero el bochorno llegó al rededor del minuto 2:00, cuando olvidó comenzar a cantar después de una pausa.
Selena GomezSí, la consentida del pop y reina regente de Instagram también ha tenido sus problemas con este asunto en presentaciones en vivo.En 2013, mientras participaba en el Jingle Ball interpretando su sencillo Come And Get It, Gomez se emocionó demás con la parte actoral del show y, al igual que Lindsay, olvidó cantar la letra al mismo tiempo de la pista.
Justin BieberLos chicos también doblan, y así lo demostró el ídolo canadiense en 2012 durante la noche de apertura de su Believe Tour en Glendale, Arizona.Mientras Justin cantaba, parece que algo extraño sucedió en sus entrañas, pues de un momento a otro, y sin previo aviso, comenzó a vomitar sobre la tarima mientras su voz continuaba sonado de fondo.Obviamente se trató de otro descarado caso de lip-synch, pues vomitar y cantar a la vez no es uno de los tantos talentos del Biebs.Fuente: eonline.com