Se fue al mar y dejó a su perro encerrado en el auto: murió por el calor

El dueño lo dejó mientras él salía a andar en kayak. Horas después, transeúntes que vieron al animal agonizando, rompieron un vidrio y lo llevaron a una veterinaria, donde no pudieron salvarlo.Un perro murió sofocado de calor en un auto mientras su dueño nadaba en el mar.Detuvo el auto y bajó en la playa de Quequén –al lado de Necochea– para salir a andar en kayak. Pero dejó a su perro encerrado en el vehículo. A pesar de los intentos de algunos vecinos de salvarlo, el animal murió descompensado por el intenso calor registrado el domingo.Según lo detallado por el medio local Cuatro Vientos, todo arrancó por las 9 de la mañana del domingo. El hombre estacionó su Peugeot 307 gris sobre la calle 502 sobre la rambla y dejó a la mascota. Pasaron cuatro horas de intenso calor.Alrededor de las 13, algunas personas vieron al animal sufriendo en el interior del vehículo y decidieron romper uno de los vidrios del auto para liberarlo. Enseguida lo trasladaron a una veterinaria de la zona. Pero no pudieron salvarlo y murió algunas horas después.Vecinos y asociaciones proteccionistas difundieron imágenes del hecho y pidieron que el hombre sea castigado. A modo de escrache, figuran en las redes sociales fotos con la cara del hombre y la patente del auto.Fuente: clarin.com