Colapso económico en noroeste boliviano afectará a más de 50.000 empleos

Baja producción de almendra. El bosque no puede generar sus necesidades de agua por la acelerada deforestación de los recursos naturales, además de chaqueos y prácticas que desde hace décadas destruyen una de las pocas riquezas no maderables de la AmazoniaREUNIONES DE AFECTADOS POR LA CRISIS QUE SE AVECINA EN EL NOROESTE DEL PAÍS. AL FONDO, EL EXPERTO DE CIPCA, VINCENT VOS.REUNIONES DE AFECTADOS POR LA CRISIS QUE SE AVECINA EN EL NOROESTE DEL PAÍS. AL FONDO, EL EXPERTO DE CIPCA, VINCENT VOS.(Por Mario Chacón Bozo, Enviado Especial de EL DIARIO).- La baja producción de almendra en el noroeste del país afectará, al menos, a 50.000 personas en la región del noroeste del país, ocupadas en la recolección y el beneficiado de la castaña.Esto sucede en el norte del Beni y de La Paz, y en todo el departamento de Pando. A falta de producción, la zafra que comenzó antes del pasado fin de año, concluirá anticipadamente en julio.DECLARATORIAAnte esta situación, el municipio de Riberalta ha cursado a las autoridades nacionales la declaratoria de desastre, dado que programas alternativos de empleo temporal no serían suficientes para absorber la mano de obra que quedará cesante, pero que la declaratoria y medidas que a propósito tome el Gobierno podrían aliviar en algo a las necesidades de las familias.“Las consecuencias más directas de la baja producción de la castaña se darán en lo económico”, dijo Vincent Vos, biólogo e investigador que trabaja para el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (Cipca), que tiene una oficina en Riberalta.“La castaña no solamente es el principal producto de exportación de los departamentos de Pando y Beni, sino también representa la principal fuente de empleo para la Amazonia boliviana, debido a que provee más de la mitad de los ingresos anuales de las familias campesinas e indígenas de la región”, alertó el investigador en la visita efectuada por EL DIARIO a la capital de la provincia Vaca Diez.IMPACTO SOCIAL“Los efectos más fuertes, sin duda, serán percibidos por los actores directamente vinculados a la cadena de la castaña, como son los recolectores campesinos, indígenas y zafreros, pero también los barraqueros, transportistas y empresarios, todos los cuales serán afectados seriamente. La mayoría de estos actores ha asumido deudas y compromisos en el sistema de adelantos financieros conocido como habilito, pero este año muchas familias han regresado temprano con tan poca producción, que ni les alcanza para cumplir con estos compromisos”, indicó el especialista.EMPRESA MANUTATAEl gerente de Comercialización de la empresa Manutata, José Padilla, una de las 23 beneficiadoras de castaña que trabajan en Riberalta, dijo que, “como ocurre con este sector hay años donde decrece la producción en ciertas zonas, pero se compensa en otras. Aunque admitió que el beneficiado de la semilla se extenderá solamente hasta julio, en razón a la baja de la producción.