El orgullo de Sabina



Se han divulgado fotografías de la exprefecta de Chuquisaca, Sabina Cuéllar, vendiendo queso en las puertas de su casa, donde cumple arresto domiciliario acusada por los hechos de violencia política del 24 de mayo de 2009. Las imágenes fueron colgadas en Facebook por su propio hijo, que además fue chofer del presidente Morales, a quien Cuéllar acompañó como miembro de la asamblea constituyente. Las manipulaciones que rodearon la redacción de la carta magna y especialmente la denominada “masacre de La Calancha”, desilusionaron a muchos de los allegados del “proceso de cambio”, entre ellos a esta campesina de origen quechua, que nunca escondió su origen y tampoco se avergüenza de los medios que usa para mantener a su familia, pues ella dice ser padre y madre a la vez. Alguna vez se la vio en Santa Cruz ofreciendo el ají de Monteagudo y ahora asegura que el queso de Huacareta está de chuparse los dedos, sobre todo para esta Semana Santa, para reponer las proteínas de la carne. Para ella es un orgullo su trabajo y las convicciones que la podrían mandar a la cárcel. Vergüenza deberían sentir otros.

Fuente: eldia.com.bo