Los cárteles operan en Bolivia a través de emisarios

  • El momento en que Mariano Tardelli es trasladado de El Naranjal a Santa Cruz. | Ministerio de Gobierno
  • Mariano Tardelli llega a Santa Cruz en una camilla. | Ministerio de Gobierno

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, declaró que la detención del cabecilla del millonario atraco perpetrado al camión blindado de Brinks y parte del Primer Comando de la Capital (PCC) de Brasil, Mariano Tardelli, confirma que los cárteles de Brasil y Colombia operan a través de “emisarios”, pero no se han establecido en el país.Tardelli fue detenido el sábado en la comunidad El Naranjal luego de nueve días de intensa búsqueda después del robo de 2,6 millones de bolivianos y 350 mil dólares, el 30 de marzo cerca de Roboré y de un enfrentamiento con la Policía en la hacienda Laura, de donde huyó a caballo junto a otros implicados, el 31 de marzo.“Cárteles de Brasil y Colombia envían sus emisarios, coordinan este tipo de acción; las organizaciones de tráfico de drogas también están vinculadas a otros delitos como tráfico de armas, minerales y atracos violentos. Además, se mueven con lógica de mercado, establecen alianzas y compran servicios”, informó.Afirmó que Tardelli tiene antecedentes por narcotráfico y aparentemente planificó el atraco para capitalizarse tras las pérdidas que sufrió por los operativos que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) ejecutó en la comunidad indígena de Santa Ana, cerca de Roboré, en Santa Cruz.“La Felcn lo habría golpeado en un operativo de tráfico de drogas, aunque él no estaba participando directamente, sino que el caso correspondería a su organización. Igualmente, consta como antecedente la destrucción de un laboratorio de cristalización en una zona muy próxima al predio Laura”, dijo Romero.“Este caso nos ha permitido mostrar cómo operan determinados emisarios cuando son enviados por estos cárteles”, declaró la autoridad, al sostener que el “enlace” con el Primer Comando de la Capital con Tardelli, era Miguel Ángel Monteriro de alias “El Carrera” detenido en el último operativo.Romero señaló que el PCC “es un poderoso cártel del Brasil junto al Comando Vermelho o Comando Rojo que se disputan el monopolio de la droga en Brasil”. La autoridad vinculó a Tardelli supuesto cabecilla de la banda que atracó a la empresa Brinks precisamente con esta organización delictiva.DINERO PUDO SER INCINERADOEl brasileño Mariano Tardelli, brazo importante del Primer Comando Capital (PCC) declaró durante su audiencia cautelar, que el dinero robado pudo haber sido incinerado por los atracadores durante los días que permanecieron una zona boscosa próxima a la comunidad de Santa Ana de Chiquitos mientras se escondían de la Policía, informó el fiscal departamental de Santa Cruz, Freddy Larrea.El brasileño, que fue capturado el sábado con una herida en el hombro derecho, fue enviado ayer a la cárcel de Palmasola de manera preventiva por decisión de la juez Sarita Mazza acusado por los delitos de robo agravado, asociación delictuosa, organización criminal, portación y tenencia de armas.Junto a Tardelli, también fue imputado y enviado a Palmasola, por los mismos delitos, el brasileño Luis Miguel Monteiro, quien fue capturado por la Policía cuando trasladaba medicamentos, alimentos y ropa para el cabecilla de la organización criminal.COMUNARIOS AYUDARON EN LA CAPTURALos pobladores de la comunidad El Naranjal alertaron a la Policía y propiciaron la captura de Mariano Tardelli, a quien le dieron un plato de majadito y unas pastillas para que duerma, con el objetivo de ganar tiempo y avisar sobre su ubicación, contó una pobladora, María Aquino. Contó que vieron a Tardelli el viernes a las 9:00 por las vías del tren, cuando se vio obligado a buscar ayuda después que estuvo ocho días en el monte herido. El Patujú Noticias detalla que Tardelli ofreció pagar 100 bolivianos por comida y para que se lo carguen su celular. “Nosotros supusimos que era uno de los asaltantes porque tenía dos armas y sacó un billete para pagar la comida. Le dijimos que entre a la iglesia mientras nosotros nos hacíamos los que íbamos a cargar su celular. Fuimos a donde el jefe de la OTB para avisar a la Policía, pero en ese momento la señal se bajó y no entraba la llamada. Salimos a la carretera y le pedimos a un trufi Noah que avise a la Policía.Los Tiempos