Raúl, el hombre poderoso del gobierno, sin ser funcionario, niega todo en el caso Rózsa

Con mucha soltura y tranquilidad, Raúl García Linera, considerado por los acusados de supuesto terrorismo como un hombre clave en el caso, apareció ayer para declarar.  Fue escueto al responder. “Sí, no, nunca, desconozco, creo no conocerlo, lo conozco por la prensa”, fueron la mayoría de sus respuestas. Solo se explayó un par de ocasiones.

Raúl García niega haber conocido a Rózsa

Dijo no conocer a Villa Vargas y que Núñez del Prado era su amigo; que es miembro del MAS pero que no tiene influencia. La defensa de los acusados cuestionó que se objetaran preguntas ‘claves’Raúl García Linera dijo que es militante del MAS, pero no parte de la directivaEL DEBER / Fernando Soria SejasCon mucha soltura y tranquilidad, Raúl García Linera, considerado por los acusados de supuesto terrorismo como un hombre clave en el caso, apareció ayer para declarar, en total contraste con las medidas de seguridad y reserva en que lo hicieron 24 horas antes tres policías de la extinta UTARC.Ante el tribunal primero de sentencia de La Paz, el citado como testigo de descargo de Alcides Mendoza fue escueto al responder. “Sí, no, nunca, desconozco, creo no conocerlo, lo conozco por la prensa”, fueron la mayoría de sus respuestas. Solo se explayó un par de ocasiones.Una vez terminada su declaración en el juicio, detalló un poco más: dijo que nunca conoció a Eduardo Rózsa, ni le entregó armas en la zona de Equipetrol como lo afirmó Ignacio Villa Vargas, “El Viejo”.Reconoció que tenía una amistad con el fallecido Carlos Núñez del Prado pero dijo que no estaba seguro de que fuese su voz la que aparecía en el denominado “videosoborno”. Aseguró que no tiene poder político en el Movimiento al Socialismo y que hay esa creencia porque es hermano del vicepresidente, a quien, en su criterio, buscan atacar a través de él. “No cumplo ninguna función en el MAS; soy militante, tengo mi carné pero no soy parte de la dirección ni asesor. Más que nada mi labor es mediática, saliendo a opinar y algunas veces participando en debates. También formando a compañeros con cierta periodicidad”, dijo sobre su función.“Es un hombre poderoso”“El nombre de Raúl García Linera aparece en la declaración  ante el tribunal de Villa Vargas, Mario Tadic y Elöd Tóásó; ellos hablan de su presencia durante los interrogatorios, las torturas y refieren que él estaba ahí”, dijo Gary Prado, abogado de Alcides Mendoza y de otros acusados. También recordó que los abogados del Ministerio de Gobierno (Boris Villegas y Denis Roda) y el exfiscal Edward Mollinedo, también se refirieron a Raúl García Linera como un sujeto activo en el ámbito político del tratamiento del caso terrorismo.Cuando Prado empezó a preguntar esos detalles al testigo, la Fiscalía objetó y el tribunal les concedió la razón. “No nos permitieron preguntar, pero estaba claro que él iba a negar todo, pero vamos a contrastar su negativa con lo que ya consta en las actas del juicio”, dijo Prado.Agregó que para la defensa  Raúl García es un actor político fundamental que ha estado presente sobre todo en la etapa de la crisis política de 2008 y 2009. “Está dentro de la cúpula de poder del MAS, es uno de los hombres más poderosos del Gobierno sin ser funcionario”, afirmó.Valverde sostiene lo escritoEl hermano del vicepresidente del Estado dijo que la idea de que él trajo a Rózsa al país fue “la novela que trabajó Carlos Valverde”. Dijo que este periodista, que se encuentra autoexiliado en Argentina, “afirmaba que yo había estado en Libia, que allí conocí a Rózsa”. Sin embargo aseguró que él no “cruzó el charco” hasta Europa sino hasta 2015 y que no estuvo en Santa Cruz entre diciembre de 2008 y junio de 2009.Por su parte, Valverde dijo que él nunca dijo que Raúl García estuvo en Libia. “Yo puse una relación de llamadas entre García Linera (Raúl) y Rózsa; eso está en mi libro. Quedan como evidencias de la relación entre el Gobierno y Rózsa, la cédula de identidad, el viaje pagado por la embajada venezolana, las conversaciones telefónicas registradas y no negadas por la Fiscalía entre ambos; esos documentos están en mi libro”, remarcó.También refirió  que el fiscal Soza, fue a Canadá a invalidar los correos hushmail (cifrados), no a constatar su validez, en los que se encontraba ‘camarada Linera’.

Raúl García Linera niega vínculo con el caso Rózsa

En audiencia de testigo de descargo.Dato. El hermano del vicepresidente, Álvaro García Linera, acusó a Carlos Valverde Bravo de inventar una historia fantasiosa en su contra.Raul-Garcia-Linera-niega--vinculo-con-el-caso-RozsaRef. Fotografia: García. Estuvo sentado ayer en Santa Cruz, ante el Tribunal Segundo de Sentencia de La Paz.EL DÍARaúl García Linera, hermano del vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, luego de responder  de manera oral a un cuestionario de preguntas por parte del abogado de la defensa de Alcides Mendoza,  ante el Tribunal Segundo de Sentencia de La Paz, negó cualquier vínculo, conocimiento o relación con el caso Rózsa.García compareció en calidad de testigo de descargo en la audiencia realizada ayer en la ciudad de Santa Cruz por el bullado caso que ha superado el pasado domingo 16 de abril, ocho años sin conocer sentencia. «Desconozco», «no sé»  y «no» fueron las frases de una serie de monosílabos, cuyo desarrollo de declaración testifical, fue interrumpido por parte del Ministerio Público con la frase  «objeción».Este hecho fue catalogado por Gary Prado, abogado de Mendoza, como un mecanismo de «dilación» e interrupción al conocimiento de la verdad y el debido proceso ejercitado desde el Ministerio Público.»Aquellos datos que se aportaron al proceso en referencia a Ignacio  Villa Vargas y otros que en su momento declararon vínculos de García Linera (Raúl),  no pudieron ser preguntados. El presidente del Tribunal de manera cuestionable ha admitido las objeciones. Se nos ha puesto un cerco a las preguntas y que han puesto en indefensión a Alcides Mendoza», precisó Prado.Fuera de la audiencia. Raúl García Linera, quien se cataloga como un ciudadano más en el país y  con «oficio libre», en contacto con los medios cruceños, no solo negó relación alguna  con el caso Rózsa sino que acusó a Carlos Valverde Bravo, periodista que durante todos estos años desarrolló su programa «Sin letra chica», de montar toda una historia fantasiosa para perjudicar a la imagen del Vicepresidente del Estado.»En el afán de lastimar al Vicepresidente, me ponen a mí de paquete. Toda las cosas que se dijeron, como que yo tenía poder político, como que yo hubiera entregado armas, entre otros, son afirmaciones descabelladas de una novela que trabajó Carlos Valverde», señaló.Sin embargo, admitió que a través de los medios de comunicación conoce lo que fue el caso Rózsa, pero de ninguna manera fue parte del grupo Rózsa y menos que haya tenido algún vínculo con ellos. «Como novela puede ser quizá interesante, pero para la realidad es simplemente descabellado», finalizó.MaticesLa audiencia solo fue posible en la mañanaAusencia. Tanto el Ministerio Público y la parte de la defensa de los acusados del caso Rózsa, luego de la presencia de Raúl García Linera, como testigo, se enfrascaron en un debate sobre la ausencia de más testigos. Mutuamente se acusaron de negligencia y de buscar retardar inútilmente el proceso. Y por falta de testigos por la tarde de ayer no hubo tal audiencia.Testigos. Para hoy por la mañana se espera la presencia, según el abogado Gary Prado, como testigo de descargo al exfiscal Denver Pedraza. Sin embargo, lamentó que algunos testigos ofrecidos no hayan podido ser localizados a tiempo.Ministro.  Aún se espera la respuesta escrita de parte del ministro de la Presidencia, René Martínez.