Tres muertos por influenza y suben los casos a 119

[vid url=http://cd1.eju.tv/wp-content/uploads/2017/04/PB1704110759.mp4]El Sedes pone en marcha los filtros para evitar el contagio en casas de familia, colegios, cuarteles y grupos donde se congregan muchas personas.El Servicio Departamental de Salud (Sedes) intensifica las campañas de prevención de la influenza, pues en los tres meses y 11 días que van del año en el departamento de Santa Cruz se han registrado 119 casos positivos, la mayoría fueron curados aunque se lamentó el deceso de tres personas de 14, 45 y 62 años.El responsable de Epidemiología del Sedes, Roberto Tórrez, reveló que se han controlado brotes de la enfermedad en casas de familia y en un cuartel de la Fuerza Aérea Boliviana, donde con éxito se aisló a 41 personas sospechosas a las que se aplicó el tratamiento y ahora están fuera de peligro.Las que corren peligro de fallecer son las personas que tienen enfermedades crónicas de base como diabetes, asma, hipertensión, enfermedades pulmonares, fumadores crónicos y mujeres embarazadas, las que deben recibir inmediatamente el tratamiento.Tórrez dijo que las personas que fallecieron o llegaron muy tarde a pedir ayuda médica a los hospitales o tenían en enfermedades de base.Para evitar que se propague la epidemia es que el Sedes insiste en los filtros de control, siendo el primero en el hogar, donde se debe ver a los miembros que tengan tos, fiebre brusca de más de 38º, dolor de cuerpo y de garganta, los que deben ser aislados.El segundo filtro se debe aplicar en la puerta del colegio, donde el regente debe verificar el estado de salud de los chicos que asisten a clases y si ve algún síntoma característico del mal no debe dejar ingresar al alumno y comunicar a los padres y a los profesores.El tercer control lo debe ejercer el maestro al interior de su aula, el cual tiene la obligación de enviar al alumno sospechoso a un centro médico.Para calmar la sicosis que se apoderó de los alumnos y maestros del colegio donde falleció la niña de 14 años, Tórrez manifestó que la Red de Salud Sur se encargó de vigilar a las personas que estuvieron en contacto con la víctima, el cual ya está controlado.La principal recomendación del Sedes es que las personas con los síntomas de influenza no deben automedicarse, no tomar Aspirina, Aspirineta, Cafiaspirina o Mejoral porque producen daños hepáticos y al cerebro.Tórrez señaló que debemos aprender a toser, pues se lo debe hacer dentro del ángulo del brazo o hacerlo en pañuelos desechables, lavarse las manos constantemente con bastante jabón líquido o desinfectarlas con alcohol en gel.“Si la persona está contagiada debe estar aislada entre cinco y siete días, si hay varias camas en la misma habitación que la del enfermo esté retirada por lo menos un metro de las demás; y lo más importante es el uso de barbijo”, aclaró la autoridad médica.También se deben desinfectar las perillas de las puertas, los juguetes y los muebles dentro de la casa porque pueden estar contaminados.Por último, las vacunas para la cepa de la A H3N2, Tórrez reveló que ésta recién está previsto que llegue en la primera semana de mayo y se inmunizarán los grupos de riesgo, por lo que serán más de 300.000 dosis.Fuente: Unitel, El Deber