Ex fiscal general venezolana asegura que el objetivo principal de la Constituyente es “dejar impunes casos como el de Odebrecht”

Luisa Ortega, destituida por la Asamblea Constituyente, asegura que el gobierno de Nicolás Maduro pagó 30.000 millones de dólares a la constructora brasileña.Ex fiscal general venezolana asegura que el objetivo principal de la Constituyente es “dejar impunes casos como el de Odebrecht”Foto: EFE.“El objetivo principal de este Carmonazo Constituyente es continuar el desfalco de la nación, dejar impunes casos como el de Odebrecht o el de todas las ilegalidades que giran en torno al Arco Minero y a la entrega de nuestra soberanía nacional”.Así es como la ex fiscal general venezolana Luisa Ortega lanzó duras críticas a la Asamblea Constituyente, integrada únicamente por chavistas y que la destituyó del cargo.A través de un comunicado publicado ayer, la “fiscal rebelde” explicó que “solo con los 30.000 millones de dólares que el Estado venezolano le pagó a Odebrecht se podía resolver por un año el hambre en el mundo”.“¿Cuánto alimento y medicina para el pueblo humilde de Venezuela hubiésemos podido comprar con esos recursos? Es por eso que necesitan acabar con un Ministerio Público Independiente y que cumpla con la Constitución, a la que también pretenden desaparecer. Quieren instituciones solo para garantizar su impunidad y perseguir a sus adversarios“, agregó.Además, recalcó que los “hechos de fuerza” cometidos en el país por el gobierno de Nicolás Maduro “dejan en evidencia que estamos ante un nuevo Gobierno de Facto, un golpe contra la Constitución”. También reiteró que la Constituyente que fue elegida el 30 de julio, es un cuerpo “ilegítimo” porque su elección no incluyó un referendo previo como ocurrió en 1999 y que hay varios países e instituciones que desconocen a los asambleístas.Ortega destacó el número de asesinados durante la oleada de manifestaciones que los cifra en 128 y que ha habido “organismos involucrados en violaciones sistemáticas de derechos humanos”.La Tercera