Marco Peredo: «Esto es un carnaval»

El titular renunció a la presidencia de la Liga. Dijo que la situación no lo cansó, pero argumentó que tampoco se puede avanzar más con los dirigentes en la transformación del fútbol.DIEZ

Malestar. Hay muchos dirigentes que no trabajan, viven del fútbol. Los invito a ustedes (periodistas) a que investiguen de qué viven, cuanto son sus ingresos para que no vivan del fútbol. Esa gente no quiere que el fútbol cambie.

Lamento. Buscamos que el fútbol sea transparente, muchas cosas se consiguieron y muchas no. No se permitió la renovación con los nuevos estatutos, son pocos los candidatos que pueden acceder a los cargos. El fútbol es poco influyente, no dejaron que participen los jugadores, fútbol playa, el femenino, etc. Esa era la única manera de romper la paridad que se da con la ANF.



De frente. El fútbol se lo ha amarrado para que la misma gente siga dirigiendo. Es una rosca que sigue manejando el fútbol. Hemos hablado y hemos denunciado, les he dicho en su cara quiénes son los sin vergüenza. No me arrepiento ni me retracto. Ellos me contaron cómo era la repartija de dinero, yo no me lo inventé. Freddy Téllez y Freddy Cortez me dijeron cómo fue. Son autores confesos que matan el fútbol.

Problemas. Hay irregularidades que suceden en la ACF y todas esas barbaridades las maneja un señor presidiario como es Pablo Salomón. Entonces uno ve que el partido más importante que los dirigentes tienen que jugar es por la transformación del fútbol y su transparencia, pero no quieren que jugar el partido más importante.

Elecciones FBF. El proceso está mal, viciado, tenemos un comité electoral poco transparente. Nadie dice nada, a lo mejor he dicho cosas que los dirigentes no quieren escuchar.

La suspensión. Yo no sé si ustedes aguantaran tres meses sin cobrar. No puede uno seguir en una situación así. La responsabilidad es de los dirigentes, no de Fabol ni de los jugadores. No puede ser que vivamos en incertidumbre cada año.

Se marcha. Tomé una decisión irrevocable, me voy de la presidencia de la Liga, me voy donde la gente quiera jugar, ya tengo decidido qué voy hacer con mi vida, esto es un carnaval, estamos jugando con el sentimiento de miles de ciudadanos, no me siento amargado, hice todo lo que pude.

Irrevocable. Hay muchos millones (dinero), eso es lo que buscan. Yo no juego a eso, que vengan y so quieren cambiar el fútbol que lo hagan. Hasta aquí yo estoy satisfecho, yo me voy. Mi palabra vale más que un papel. No daré marcha atrás. Creo que esto no es así.

Apoyo. Puedo tener el respaldo de la FIFA, pero más importante es el de mi familia. Uno está remando en un desierto.

 

Fuente: diez.bo