Apple ha adquirido la compañía PowerbyProxi, que se fundó en 2007 y opera en Nueva Zelanda, según informa Stuff. El objetivo es mejorar el estándar de carga inalámbrica Qi, que la compañía adaptó para el iPhone 8iPhone X, el Apple Watch Series 3 y los futuros AirPods que empezarían a venderse con la salida de la alfombra de carga con tecnología **AirPower **.

PowerbyProxi se fundó en 2007 para desarrollar tecnología inalámbrica y poder cargar dispositivos, desde accesorios, pasando por smartphones, hasta robots, drones e inclusive barcos. Es capaz de conducir hasta 100 watts de energía, sin cables. La compañía tiene más de 300 patentes.

El producto se llama Proxi-Module, y es un componente modular que se puede adaptar a una serie de situaciones y productos sin demasiado esfuerzo. La compañía no vendía a consumidor final sino que desarrollaba este tipo de componentes para compañías y fabricantes que quisieran integrar carga inalámbrica.

Pero probablemente el motivo principal por el cual han decidido comprar la compañía, es que están trabajando en el siguiente estándar de carga inalámbrica Qi, del cual Apple es parte. Los nuevos iPhones usan este estándar de carga inalámbrica.

Considerando el estado actual de la carga inalámbrica y los problemas de usabilidad que tiene, en especial el tener que alinear dispositivo y cargador para que funcione, es normal que Apple haga adquisiciones, invierta dinero y recursos de investigación para mejorar el estándar.

Sin detalles de la compra

Al igual que otras adquisiciones hechas por Apple, hay pocos detalles acerca de la compra de la compañía, más allá de que planea mantener la empresa basada en Nueva Zelanda y que los 55 empleados seguirán trabajando.

De acuerdo a Stuff, los inversores de PowerbyProxi han obtenido ganancias importantes y había un ambiente de emoción por la compra, indicando que sería una suma importante, por encima de los cien millones de dólares.

Tampoco es claro si PowerbyProxi seguirá desarrollando productos como el Proxi-Module o o el Próximo-Point.

Entre 2015 y 2016, Apple compró más de 15 compañías, en su mayoría fueron adquisiciones pequeñas que agregan innovación o mejoran tecnología de productos actuales o futuros.

Por ejemplo, en 2015 adquirieron a Metaio, una compañía alemana enfocada en el desarrollo de software para realidad aumentada, que desarrolló Junaio, un explorador de AR. Parte de esa tecnología la hemos visto recientemente integrada en iOS por medio de ARKit.

Fuente: https://hipertextual.com