Apple está trabajando en un producto de realidad aumentada de cara a 2019, según Bloomberg. El producto final podría llegar a las tiendas tan pronto con 2020.

A diferencia de los productos de realidad virtual y aumentada actuales, el dispositivo de Apple incorporará su propia pantalla, un chip completamente nuevo y un sistema operativo al que, internamente, se le conoce como “rOS”.

El equipo que trabaja en esta serie de productos es también el responsable de ARKit, que hizo acto de presencia por primera vez en iOS 11. El número de ingenieros que lo conforman ha aumentado exponencialmente durante los últimos años, un signo inequívoco del creciente interés que tiene la compañía estadounidense por la realidad aumentada. Al frente del equipo se encuentra Mike Rockwell, antiguo responsable de ingeniería en Dolby Labs.

Una de las piezas clave de este nuevo producto será el SoC que lo gobierne. Al igual que con otros productos, la compañía estaría invirtiendo sus recursos en el desarrollo de un procesador propio y conceptualmente similar al “system-on-a-package” que introdujo con el primer Apple Watch.

Aspectos como la interacción del usuario con los elementos o el formato final del producto siguen en fase de desarrollo. Algunas de las opciones que se barajan son los paneles táctiles, controles por voz y movimientos con la cabeza.

Tim Cook, CEO de Apple, ha mostrado públicamente su interés por la realidad aumentada en múltiples ocasiones. El ejecutivo considera que esta tendencia goza de un potencial más alto que la realidad virtual, impulsada a día de hoy por compañías como HTC y Oculus.

El lanzamiento de ARKit en iOS 11 supone un primer acercamiento hacia esta tecnología. La producción de un dispositivo diseñado específicamente para realidad aumentada se consideraría como un formalización de esta apuesta. También se consideraría como la segunda gran categoría de producto inaugurada por Tim Cook, quien tomó el control de la compañía en 2011 tras el fallecimiento de Steve Jobs.

Fuente: https://hipertextual.com