Volkswagen y Google han unido sus fuerzas para apostar por automóviles más inteligentes y con una mejor infraestructura. A través de la computación cuántica, las compañías pretenden centrar sus investigaciones en la optimización del tráfico, los procesos de aprendizaje automático y el desarrollo de nuevos materiales para mejorar las baterías de los vehículos eléctricos.

Los trabajadores de Volkswagen y los científicos de Google empezarán a trabajar juntos para investigar sobre cómo optimizar el tráfico para acortar los tiempos de viaje de los coches. Para ello, Volkswagen planea estudiar variables como sistemas de tráfico, estaciones de carga eléctrica disponibles o los espacios de estacionamiento.

Por primera vez en la historia, los investigadores han llegado a crear un computador cuántico de 51 cúbits, el más potente hasta la fecha.

Por otro lado, las compañías pretenden centrar sus esfuerzos en las baterías de alto rendimiento para los vehículos eléctricos y en buscar nuevas maneras de potenciar y simular su funcionamiento.

Para ello, los especialistas de los Centros de Tecnología de la Información de Volkswagen en San Francisco y Munich pretenden desarrollar algoritmos, simulaciones y optimizaciones con la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, una tarea que realizarán utilizando las computadoras cuánticas universales de Google.

Martin Hoffman, CIO del Grupo Volkswagen, afirmó en una conferencia que la tecnología de computación cuántica abre nuevas dimensiones y representa la vía más rápida para los desarrollos orientados al futuro. “En Volkswagen queremos estar entre los primeros en usar informática cuántica para procesos corporativos una vez esta esté disponible comercialmente. Gracias a nuestra cooperación con Google, hemos dado un gran paso hacia este objetivo”.

El uso de la inteligencia artificial podría permitir crear vehículos eléctricos o más características, además de crear una infraestructura inteligente que facilite las necesidades de este tipo de automóviles.

La alianza con Google forma parte de los esfuerzos de Volkswagen en el sector de los vehículos eléctricos, después de que anunciara que todos sus modelos tendrían una versión eléctrica para 2030.

Fuente: https://hipertextual.com