El déficit comercial es indeseado, según expertos

El Ministerio de Economía dijo que el déficit comercial, registrado entre enero y septiembre de este año, es ‘saludable’ 

Mauricio Vasquez



“Es una situación indeseada” o “ningún déficit es bueno”, son algunas frases con las que ciertos expertos se refieren a la afirmación que realizó el Ministerio de Economía de que el país registró un déficit comercial ‘saludable’ de $us 899 millones entre enero y septiembre de 2017.

A decir de Gary Rodríguez, gerente general del IBCE, detentar un déficit comercial significa que las divisas que el país obtiene por vender sus productos en el exterior no alcanzan para pagar los artículos que compra afuera.

“Si bien es cierto que un 70% de las importaciones son bienes de capital, insumos y equipos de transporte que ayudan a producir bienes y servicios, así como a aumentar el acervo de activos en el país, hay evitar que el déficit se torne estructural, por el negativo impacto que ello puede tener sobre las Reservas Internacionales Netas”, explicó Rodríguez. 

Para Jorge Akamine, presidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, no existe la definición “déficit comercial saludable”, ya que el déficit comercial se produce cuando las importaciones son mayores que las exportaciones en términos monetarios.

Por su parte, la economista Nohelia Vildoso manifestó que en el área económica excepcionalmente se podría presentar un déficit ‘aceptable’ o ‘justificable’ en ocasiones que represente un déficit fiscal, el cual permita financiar políticas de desarrollo social, siempre y cuando no comprometa la estabilidad económica del país, sobre todo en términos monetarios y que no se convierta luego en una deuda que no pueda ser cubierta. Además, el déficit es sinónimo de deuda o débito.Reversión de la situaciónLos expertos dicen que para revertir el déficit comercial hay que estimular las exportaciones o desincentivar las importaciones.

A decir de Akamine, en el caso de Bolivia, que está importando materias primas y bienes de capital, se tendría que estimular las exportaciones. “Lamentablemente parece que la liberación de venta externa no está en los planes del Gobierno”, indicó. En la misma línea, Vildoso cree en el comercio internacional y en desarrollar políticas públicas que las incentiven.

Fuente: eldeber.com.bo