Facebook quiere llevar la verificación de la identidad hasta un nuevo nivel. Tanto que algunos usuarios están reportando que el nuevo sistema de verificación de identidad de Facebook, el clásico captcha que impide un acceso no autorizado a la cuenta, está solicitando una foto clara del usuario con el que verificar de forma positiva un acceso a la cuenta y, por tanto, utilizarla de llave en un suerte de reconocimiento facial pasivo.

Según Wired, que ha investigado el asunto de este captcha con imagen, el proceso está automatizado, es decir no hay ningún ser humano comprobando la imagen (como si sucede en Twitter para la verificación positiva de usuarios vía IDs gubernamentales). Para determinar si una cuenta es auténtica, Facebook comprueba automáticamente que se trata de una foto única, no repetida y no extraída de ninguna red. El sistema es tanto automático como manual, por lo que se activa siempre que se detecte una actividad sospechosa en la cuenta, según ha confirmado la propia Facebook a Wired.

La compañía no ha declarado los disparadores que detectan que una actividad es sospechosa, pero como apuntan en la publicación, incluye algunos comportamiento como que, por ejemplo, un usuario publique contenido asiduamente desde una localización como New York y, automáticamente, empieza a publicar desde Rusia.

 No obstante, la subida de la foto no produce a recuperación automática de la cuenta si es suspendida por actividad sospechosa. Básicamente, los usuarios no pueden hacer login en Facebook hasta que el sistema verifica y revisa la imagen, por lo que puede demorarse un tiempo el acceso a la cuenta.
 De momento, hay usuarios que están reportando que, aun subiendo la foto, el sistema considera el acceso inválido, por lo que se espera que Facebook vaya puliendo el sistema poco a poco. Además, al no haber sido de forma oficial, se desconoce los países en los que está activo, pero sea como sea, el reconocimiento facial ha llegado para quedarse.