La culpa de los privados



Casi al mismo tiempo los gobiernos de Bolivia y de Argentina se han referido al papel del sector privado en la economía y aunque ambos regímenes se encuentran en polos opuestos desde el punto de vista ideológico, en los hechos se parecen mucho, al margen de la mala fe que esconde la declaración que se hizo en nuestro país.

Nos referimos al hecho de culpar a las empresas privadas por el bajo crecimiento económico, pese que la caída es producto del bajón en el sector hidrocarburos, que depende casi exclusivamente del Estado. Pero olvidemos esta mala leche y quedémonos con el lapsus del “proceso de cambio” que reconoce indirectamente lo mismo que dice Mauricio Macri abiertamente y sin tapujos, que la única forma conseguir progreso, empleo, desarrollo y multiplicación de la riqueza es a través del sector privado, pues los Estados nunca han sido ni inteligentes ni eficientes para crear empresas y producir. La gran diferencia es que mientras Macri habla con sinceridad, nuestras autoridades lo dicen de la boca para afuera y en el fondo no hacen más que pintarle la vida a cuadritos a los privados.



Fuente: eldia.com.bo