La inteligencia artificial está desplegando sus encanto por más sectores que los coches autónomos, sectores incluso mucho más importantes que el reconocimiento de objetos en la carretera. Y estamos hablando de reconocimiento de órganos humanos, unos de los campos en los que tanto Intel como Nvidia están poniendo toda la carne el asador.

Y es que la nueva tecnología, fruto del acuerdo entre ambas compañías, va a permitir a los hospitales abaratar enormemente los costes de radiología permitiendo escaneos médicos a razón de un dólar por imagen, un precio irrisorio comparado con los costes que existen a día de hoy a la hora de aplicar técnicas radiológicas, puesto que el coste a día de hoy por radiografía, dependiendo de la zona del cuerpo, es de entre 160 y 250 dólares.

Ahora es GE Healthcare, una de las compañías más importantes en el desarrollo y fabricación de material diagnóstico para hospitales de todo el mundo, la que va a integrar esta tecnología de Intel y Nvidia en sus nuevas máquinas y actualizará, además, 500,000 de sus dispositivos médicos en todo el mundo para incluir tecnología de Nvidia IA.

La inclusión de esta tecnología permitirá mejores resultados clínicos en la detección de lesiones hepáticas y la caracterización de lesiones renales debido a su velocidad. Además, La inclusión de Nvidia IA también permite a los dispositivos avanzados de imagenología por ultrasonidos proporcionar visualización y cuantificación de datos mucho más preciso y más de forma más económica que las soluciones actuales.

Además, esta tecnología permitirá con el tiempo y con la agregación de datos mejoras en los tiempos y en los diagnósticos, por lo que no solo se trata de mejorar a día de hoy la tecnología de diagnósticos, si no convertirla en una cuestión transparente que ayude a salvar vidas hoy a la vez que, recíprocamente, lo haga en el futuro.

Fuente: https://hipertextual.com