Productores exigen puestos y denuncian cobros en el mayorista

Productores de Chapare y de los valles cruceños marcharon con banderines blancos para exigir puestos en el nuevo mercado. En el Abasto sigue la reubicación gremial

Aideé Rojas

Un grupo de productores mayoristas de Chapare, de los valles cruceños y de El Torno realizaron una marcha de protesta que llegó hasta los predios del Concejo Municipal, para exigir puestos de venta o espacios para descargar sus productos en el Centro de Abastecimiento Mayorista, ubicado en el octavo anillo de la ruta a La Guardia.  

La marcha partió de la plaza del Cementerio General y se dirigió hacia las instalaciones del legislativo para pedir audiencia a la presidenta interina del Concejo, Hortencia Sánchez, a fin de exponer sus demandas y también denunciar supuestos cobros irregulares en el nuevo mercado. 

Marcharon con pancartas y banderines blancos para demostrar que su protesta era pacífica. A la cabeza de Plácido Yupanqui, los productores llegaron al Concejo y demandaron espacios fijos para comercializar los productos que traen de Chapare y de los valles cruceños.  

Denunciaron que en el mercado mayorista no solo no tienen lugar para descargar sus productos, sino que  deben pagar Bs 5 para utilizar la ducha, otro tanto para cargar un teléfono móvil y se quejan porque el comedor no abastece para la cantidad de comensales que existen.

La administradora del mercado mayorista, Carol Viscarra, explicó que el malestar se generó por problemas internos entre los productores, porque inicialmente dijeron que solo querían un espacio para estacionar sus camiones con productos, pero ahora exigen puestos de venta para comercializarlos.

Viscarra dijo que escuchará a los productores para ver la forma de atender sus demandas y sobre los supuestos cobros irregulares aseguró desconocer el tema.

En el AbastoA 10 días de la salida de los mayoristas del Abasto del tercer anillo, poco a poco va cambiando la imagen de ese mercado. El camellón central de la av. Piraí  y algunas aceras de las calles aledañas a ese mercado están libres de vendedores informales, pues funcionarios municipales custodian el lugar para evitar los asentamientos.   Por ese control transportistas tienen que recorrer varias cuadras a la redonda del Abasto buscando cómo ingresar al mercado. Fue lo que le ocurrió a Amancio Peñaranda, que llegó con bolsas de papa y cebolla comprados en el mayorista. En el Abasto se observa más limpieza en los canales de drenaje, la gente utiliza los contenedores de basura para botar sus desechos y el sector campesino (exparqueo de camiones) está acordonado para evitar que los gremiales ocupen esos predios.

Fuente: eldeber.com.bo

Categorías EconomíaEtiquetas