Las cooperativas de transporte se oponen al traslado de sus paradas y por ello decidieron realizar esta medida de presión
El bloqueo deja varados a cientos de viajeros y perjudica el libre tránsito en los cuatro accesos principales a la capital cruceña. Foto: Jorge Gutiérrez
Los transportistas protestan en rechazo a la reubicación de sus paradas. Foto: Jorge Gutiérrez
Los transportistas protestan en rechazo a la reubicación de sus paradas. Foto: Jorge Gutiérrez
El bloqueo deja varados a cientos de viajeros y perjudica el libre tránsito en los cuatro accesos principales a la capital cruceña. Foto: Jorge Gutiérrez

Desde las 4:00 de este lunes las cooperativas de transporte interprovincial cerraron los principales accesos a la ciudad. Son 50.000 transportistas movilizados, según la Federación de Cooperativas de Transporte de Santa Cruz (Fedectrans).

El conflicto surgió porque la Alcaldía cruceña decidió trasladar las paradas del transporte interprovincial al cuarto anillo y al kilómetro 6 de la doble vía a La Guardia. Los transportistas dicen que no se ha cumplido un acta firmada con la Alcaldía. Hoy, en la capital cruceña hay 98 puntos de parada del transporte interprovincial y otras 392 de taxis.

La medida de presión paraliza el comercio internacional estimado en $us 3,3 millones al día, según datos de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz.

Bloqueo a la altura del surtidor San Carlos. Carretera Santa Cruz-Cbba. 

Gary Rodríguez, gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, lamentó el bloqueo y recordó que hay normas que se deben respetar. “No solo afecta las importaciones y exportaciones, sino a todas las personas que viven al día”, precisó.

Mientras, el transporte pesado considera que las cooperativas tienen ‘sus razones’ para protestar. Herlan Melgar, dirigente de la Cámara de Transporte del Oriente, sostuvo que respetaba la decisión de las cooperativas y que prefería no opinar del tema.

No se cumplió el acuerdo

Ronald García, presidente de Fedectrans, dijo que los sacaron de sus paradas con la Gendarmería y que la Gobernación emitió una autorización a un sindicato que no está afiliado.

Los choferes brindan el servicio de transporte a Satélite, Montero, Warnes, Huaitú y otras comunidades. Se llamó a Rolando Ribera, de  la Secretaría de Movilidad Urbana de la Alcaldía cruceña, pero no contestó.

Comunicación a medias

En las paradas habituales del transporte interprovincial no todos estaban enterados de la medida de presión. Óscar Balderrama, chofer de un trufi que cubre la ruta a Portachuelo, dijo que desconocía el bloqueo. En tanto que Román Torrico del Sindicato de Trufis Montero-Santa Cruz, dijo que el último vehículo saldría ayer a las 22:00 para evitar inconvenientes. En la nueva terminal bimodal, Johnny Mendias dijo que no tenían información sobre el cierre de la carretera.