Anuncios

Decoración navideña: los clásicos y las tendencias

La Navidad es una de las fechas más bonitas del año. Las calles de Bolivia se llenan de color gracias a las decoraciones de árboles navideños y luces en calles y plazas. Pero no todo tiene porqué quedar de las paredes hacia afuera; nuestra casa, e incluso la oficina, pueden tener también esa atmósfera especial que va mucho más allá del solitario árbol navideño que armamos cada año. Dedicarle atención a la decoración del hogar es también dedicarle atención y cariño a nuestros seres queridos cuando nos reunimos con ellos en esta celebración.Hoy te traemos una lista con recomendaciones para que la decoración de tu casa sea única y no te falte nada en esta Navidad.

El hogar navideño perfecto

Hay tantas variantes posibles en materia de tips y tendencias como casas en Bolivia. Desde las más pequeñas hasta las más grandes, todas tienen sus lugares y rincones perfectos para albergar el espíritu de las fiestas.

Primero lo primero: el árbol

Sabemos que el árbol navideño es el elemento indispensable, pues sin él la Navidad no sería Navidad. Como es el principal objeto que debe captar la atención, lo mejor es colocarlo en la sala, en un espacio donde no cubra la luz que entra por las ventanas y esté lo más libre de circulación posible.En caso de no armar el árbol primero y optar por decorar los exteriores u otras zonas antes, debemos asegurarnos que el árbol esté a tono con el resto de la decoración, para no crear un desequilibrio muy grande.¿De qué tamaño debe ser el árbol? La respuesta sigue el sentido común: si contamos con un lugar espacioso podemos poner uno grande, si es un espacio reducido conviene uno pequeño. Si la casa es muy pequeña siempre se puede colocar un pequeño pino artificial sobre una mesa, no hay problema. Incluso hay opciones divertidas como los árboles de metal de hasta 70 centímetros de altura.¿Y los colores? Hace tiempo la Navidad dejó de ser exclusivamente verde, roja y blanca. Se han hecho tendencia la decoración en tonos cobre, el rosa pálido y el menta. Otra opción muy utilizada es la combinación del azul con el plateado o el dorado con el rojo.Si queremos ser más detallistas, podemos dar un paso más en la decoración y agregar alrededor del árbol falsos regalos envueltos. Armarlos es tan simple que incluso se puede compartir esta manualidad con los niños: se envuelven cajas vacías con papeles de la misma gama de color y se agregan cintas y moños. Se pueden hacer de todos los tamaños para acompañar cualquier árbol navideño; por ejemplo, puedes usar cajitas de fósforos o medicamentos para los árboles pequeños que van sobre la mesa y quedará muy delicado.De todos modos, no te olvides de que una decoración abundante en el árbol implica relajarnos un poco más en su entorno para no saturar de objetos.Otro elemento que acompaña generalmente al árbol navideño es el Pesebre. Para incorporarlo a la decoración navideña, podemos agregar varias figuras y armarlo sobre una mesa cerca del árbol (si el espacio es amplio) o incluso aprovechar la chimenea que no se está usando. Si no tenemos mucho espacio, podemos simplemente incluir figuras a pequeña escala de la Virgen, José y el Niño Jesús. 

La Navidad en los muebles

Podemos dejar correr la imaginación y saldrán muchísimas ideas para vestir nuestros muebles. Sin embargo, lo más recomendable es apostar por algunos detalles y no llenar de adornos el mueble entero.Una linda opción puede ser agregar lazos en los respaldos de las sillas de la mesa donde se hará la cena. De estos lazos pueden incluso quedar colgando otros adornos plateados o dorados, ramas, piñas, bolas o campanas. Otro detalle atractivo es cambiar los cojines de los sofás por unos con motivos navideños como renos, árboles o palabras bordadas en dorado.

La mesa ideal para la cena navideña

La mesa es la gran protagonista de la Nochebuena. Se recomiendan los manteles con motivos sencillos o simplemente lisos, sean rojos o blancos. Lo típico es incluir adornos como velas, piñas, ramas y cintas rojas (incluso podemos crear un bonito arreglo nosotros mismos).Tendencias “in”: Algo que está muy de moda es colocar bolas navideñas en frascos de vidrio, y un toque refinado es invertir las copas sobre la mesa con las bolas dentro (o piñas y hojas de muérdago) y pequeñas velas gruesas encima creando de esta forma tus propios candelabros navideños.Elementos como bandejas y servilletas también son muy bienvenidos. Es tendencia que las bandejas sean grandes y con motivos navideños en color dorado, haciendo juego con platos y copas con bordes también plateados o dorados. Las servilletas suelen ser de telas más finas y tener también bordados en esos tonos, acompañando siempre con algunos adornos como ángeles o renos.Arreglos florales: Conviene disponerlos como pequeños toques aquí y allá, dependiendo del gusto personal pero sin abusar de su cantidad. Algunas posibilidades: muérdago en los portales, ramas de abeto sobre el alféizar, acebo sobre las mesas.Velas: Lo más importante es que no obstaculicen la vista de los comensales entre ellos. Por eso, colocarlas solas o en pequeños grupos sobre bases de baja altura o en candelabros es una muy buena opción.Calcetines: Siguiendo la tradición, deben tener los colores navideños, se pueden colgar en la chimenea y, si se quiere, pueden presentar motivos impresos.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

Portales y ventanas

Saliendo ya hacia el exterior, los portales y ventanas como una extensión del árbol navideño, por eso no olvidemos mantener su mismo estilo.Si queremos ir por lo clásico, en la parte exterior se coloca una corona de ramas. Pero si queremos cambiar un poco, podemos optar por una corona de bolas en tonos navideños.En cuanto a las ventanas, es crucial estar atentos a que los adornos no tapen la luz natural. Por esta razón se recomienda instalar las luces de colores en el marco. Una alternativa puede ser centralizar la iluminación en la parte inferior o superior de la ventana, y en el lado opuesto colocar guirnaldas y bolas de color rojo, mezcladas con algún lazo dorado. Allí mismo podemos intercalar otro tipo de figuras colgantes como copos de nieve, estrellas, pinos, renos o figuras de Santa Claus.

Patios y jardines navideños

Hay ciertos objetos que ya tenemos y que debemos explotar. Hablamos de las rejas y portales, el color verde de los árboles, plantas y césped, las grandes macetas y los caminos o pequeños senderos. Todos ideales y prontos para ser decorados.Las macetas en especial son muy fáciles de ambientar, agregándoles lazos y luces a las plantas. Si están vacías también sirven: son ideales para colocar pequeños pinos o flores Poinsettia, las más tradicionales en estas fechas. La maceta misma la podemos envolver en tela, lana o papel rojo o blanco.El color verde del jardín combina perfecto con el rojo, el dorado, el blanco y el plateado de los adornos navideños. Quienes son más clásicos pueden adornar con bolas, guirnaldas y cintas; pero a los que les gusta innovar, pueden unirse a una tendencia rústica agregando estrellas y pinos de madera en color natural que pueden colgar de los árboles para darle cierta calidez al jardín (siempre que esté bien iluminado).Y ya que hablamos de iluminación, estas fechas son excelentes para divertirse con la iluminación en el jardín y disfrutar del efecto de fantasía de las luces LED. Es tendencia delimitar los bordes de los senderos y caminos con las luces navideñas, que también podemos añadir en árboles o arbustos. Los pinos de Navidad decorados con muchas luces, algunas bolas y guirnaldas, son un clásico. Todo es cuestión de animarse a probar.Actualmente existen luces resistentes al agua que evitan cortocircuitos y cualquier tipo de desperfecto a causa del clima. Una alternativa a las típicas luces navideñas también pueden ser las “lanterns” o “candle holders”, donde podemos colocar velas gruesas .

Luces Wi-Fi navideñas

Las luces Wi-Fi llegan de la mano de la domótica, y vienen para quedarse. Son como las luces navideñas normales, pero se pueden controlar a distancia con una aplicación descargada al celular. Podemos establecer horarios, elegir cuándo se encienden y apagan y configurar la frecuencia del parpadeo y la intensidad en tiempo real, algo muy atractivo sobre todo para los más pequeños de la casa.

Oficinas con aire a Navidad

La casa no tiene porqué ser el único lugar interior que decoremos. También podemos llevar el espíritu navideño a nuestro ambiente laboral.El arbolito pequeño en el escritorio es indispensable, y se está usando mucho cambiar su verde clásico por el dorado o el plateado.En oficinas más formales su decoración debe abstenerse a adornos plateados o dorados, pero en lugares más descontracturados podemos mezclar colores e incluir adornos menos convencionales como bastones, estrellas, campanas o figuras de Santa Claus. Si se colocan luces, generalmente son de un solo color y se ubican en los marcos de las ventanas. Y para darle un poco más de ánimo al ambiente, incluso podemos incluir bolas colgantes en paredes y techos.No te olvides, la decoración siempre debe ser moderada para que los espacios no se saturen. Ahora que sabes todo esto, ¡a disfrutar de una linda Navidad!

Anuncios