¡Atención! recomiendan no usar espumas con químico R22

El Ministerio de Salud también aconseja a los carnavaleros no utilizar máscaras ni pinturas que contengan material tóxicoEl Ministerio de Salud aconseja no comprar espumas carnavaleras si contienen ingredientes tóxicos. EL DEBER/Foto: Ministerio de SaludEl Ministerio de Salud recomienda a los servicios departamentales de salud (Sedes) promover controles para evitar que la población use espumas carnavaleras con hidroclorofluorocarbono (HCFC – 22), también conocidos como R- 22, por irritar la piel humana y dañar la capa de ozono.»Recomendamos a la población que no compre las espumas que contengan el componente químico R- 22, esto porque es un propulsor de aerosol que destruye la capa de ozono en la atmósfera y afecta a la salud humana”, advirtió Jaqueline Cordero, del área de Factores de Riesgo Ambiental en Salud del Ministerio de Salud.Según Cordero, la principal fuente de contaminación de estas sustancias son los equipos de refrigeración, tanto en estado operativo como al final de su vida útil.El contacto con el líquido de la espuma puede provocar enrojecimiento, dolor en los ojos e irritación en la piel, si la persona inhala los compuestos químicos puede sentir somnolencia y confusión mental.El Ministerio de Salud pidió a los Sedes coordinar con los gobiernos municipales, para que se haga la vigilancia y control del uso de espumas, de los juegos pirotécnicos, además del cuidado con el agua de consumo humano.Máscaras y pinturas«También recomendamos a las familias que no compre máscaras, ni disfraces hechos con materiales tóxicos, es decir, que libere sustancias porque pueden irritar la piel, sobre todo de los niños más pequeños”, remarcó Cordero.Si una persona adquiere máscaras es importante que contengan orificios grandes para los ojos, nariz, boca, esto facilitará la visión y respiración.Asimismo, se debe verificar que no se desprendan productos de las máscaras, cuando se les raspe con la mano.En cuanto a los maquillajes de colores y tintes para el cabello, los mismos deben contar con un registro sanitario expedido por autoridades nacionales después de su importación.El Deber