Bolivia pasará el Día del Mar en la lucha de alegatos orales en La Haya

Una abogada internacionalista dice que es coincidencia. Oficialismo y oposición creen que es positivo y consideran por separado que debe mantenerse la unidad en este tema, pese a las diferencias políticas

Marcelo Tedesqui V.



Cuando se conmemore el Día del Mar en Bolivia, el 23 de marzo, el país estará en media batalla, pero esta vez no entre fusiles y trincheras, como ocurrió en 1879 durante la Guerra del Pacífico, sino en los tribunales de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, pues entre el 19 y el 28 de ese mes se realizarán las audiencias orales para que los abogados del país intenten convencer a esos tribunos de justicia internacional para que Chile se siente a negociar -de buena fe- una salida soberana al Pacífico.

Así lo confirmó a través de su cuenta de Twitter el agente boliviano ante La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, que además detalló que durante esas jornadas se escucharán los argumentos de ambas naciones dentro del litigio.

Para la abogada internacionalista Karen Longaric el hecho de que los alegatos se realicen esos días es una “simple coincidencia”. Explicó que la fecha de los alegatos orales se programa seis meses después de concluida la fase escrita. Chile presentó su dúplica el 15 de septiembre de 2017, actuado con el que se cerró ese ciclo. “La apertura de los alegatos orales coincide perfectamente con la evolución del juicio”.

“El 2018, año decisivo para causa marítima, conservemos el compromiso para alcanzar unidos una decisión favorable en la CIJ. El apoyo de todos a nuestro equipo de autoridades y profesionales es indispensable, el mar nos une por encima de cualquier diferencia”, complementó Rodríguez.

Tras la conformación de la directiva de la CIJ se dará paso a la fase de argumentación verbal del proceso judicial, que antecede a la emisión de un veredicto. 

Sin embargo, Longaric complementó que tras la fase oral, que se realizará en marzo y que se puede prorrogar hacia una réplica y una dúplica, la corte se dará seis meses “como máximo” para dictar el fallo definitivo. “Así que septiembre podría ser el mes en el que eso ocurra”, adelantó.Oficialismo y oposición coinciden en que el tema marítimo debe quedar al margen de la política interna que tanta polémica y enfrentamiento generó luego de que el Tribunal Constitucional autorizó la repostulación del presidente Evo Morales.

A propósito de la coincidencia de los alegatos con el día del mar, el senador opositor comentó que espera que los temas de política interna no se entrometan en el tema marítimo, “en la medida en que nosotros politicemos, nos puede perjudicar, debilitar la consistencia de la defensa de los argumentos bolivianos”, aseveró.

La diputada Sonia Brito consideró que la coincidencia es muy favorable a Bolivia, “pero debe encontrar una Bolivia unida. Sería un acto de traición si se intenta utilizar la demanda en contra del Gobierno. Lo mínimo que puede reconocer la oposición, es que es una política nacional”.Longaric considera que si la corte fundamenta su fallo únicamente en cuestiones de derecho, los vaivenes de la política interna boliviana no debieran influir en los criterios de los jueces, “ambos países tienen posibilidades de ganar, porque tienen argumentos jurídicos sólidos que deben ser ponderados por la CIJ.LlorentiPor otra parte, el Gobierno decidió designar como coagente de la causa al embajador nacional ante la organización de las naciones unidas (ONU), Sacha Llorenti, para que “refuerce” la etapa de alegatos.El exministro de Gobierno, que representa al país ante el Consejo de Seguridad ya actualmente se encuentra en Kabul, sostuvo en las redes sociales:  “Agradezco la confianza del presidente Evo Morales. Es un privilegio y un honor sumarme al equipo que lleva adelante nuestra histórica demanda marítima. Nos acompañan la historia, la verdad, el derecho internacional, la justicia y la solidaridad de los pueblos”.El senador Ortiz comentó que Llorenti no tiene en su trayectoria un hecho que hace que “merezca” ser coagente.Lo comparó con Rodríguez Veltzé, de quien resaltó que el expresidente es un abogado de mucho prestigio, fue presidente de la Corte Suprema de Justicia y de la República, “obviamente tiene las condiciones para el cargo. Del exministro solo recordamos que fue defensor de derechos humanos y luego encabezó como ministro de Gobierno la represión de Chaparina”, dijo.El asambleísta expresó su preocupación y desconfianza. Dijo que genera susceptibilidad y se preguntó si el Gobierno prepara un cambio por necesidad de política interna. “Es decir, llevar a Rodríguez como canciller o si lo ven vicepresidenciable. No hay necesidad de un coagente, sería altamente perjudicial”. Brito comentó que a la oposición “le encanta hacerse películas en la cabeza, no hay nada de eso”. El canciller Fernando Huanacuni anticipó que el equipo jurídico estará el 27 y 28 de enero.

Los chilenos se reúnen en parís el 21 de eneroDesde la Cancillería chilena aseguraron que la Corte Internacional notificó a ambos países, reportó este miércoles el diario chileno La Tercera. El ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, explicó que el equipo que representará al vecino país en La Haya está “muy bien preparado”: “Tanto es así que antes de conocer esta fecha, teníamos preparada una reunión con los abogados nacionales e internacionales los días 21 y 22 de enero en la ciudad de París”.De esta forma, los alegatos orales del juicio se llevarán a cabo solo ochos días después de que la presidenta, Michelle Bachelet, traspase el mando a Sebastián Piñera.La prensa chilena reflejó la noticia, pero a partir del anuncio que hizo el agente boliviano Eduardo Rodríguez en su cuenta de Twitter. Luego buscaron repercusiones en el gobierno Chileno, ocupado con la visita del papa Francisco.

Llorenti, el coagente

PremiadoLa oposición cuestionó que Sacha Llorenti sea una vez más “premiado” al ser designado coagente ante la Corte Internacional de Justicia para la demanda marítima y recuerdan que en su calidad de ministro de Gobierno (2011) la VIII marcha por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) fue reprimida.

HechoLlorenti estaba al frente del Ministerio de Gobierno cuando sucedió la intervención a la marcha, sin embargo, después de versiones contradictorias, el Gobierno dijo que se había roto la “cadena de mando”, de esa manera deslindó responsabilidad en la represión. El 2014, la Fiscalía lo excluyó del proceso porque no encontró pruebas de su participación en el hecho violentó, reseñó ANFSusceptibilidadLa oposición cree que hay otras motivaciones en la designación.

Fuente: eldeber.com.bo