Choferes critican burocracia y monopolio en venta del SOAT

Choferes critican burocracia y monopolio en venta del SOAT

Los transportistas del servicio público e internacional de Bolivia piden que otras empresas ofrezcan el producto. Dicen que pierden tiempo en ir a recoger la factura.

 Los puntos de venta del seguro tienen largas filas. Foto:Alexis Demarco / Pagina Siete

 Los choferes del servicio público y transporte internacional, además de los conductores de vehículos particulares, critican la burocracia y el monopolio  en la venta del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT).

“En los años pasados no teníamos esta dificultad de hacer filas, estar buscando un agente para que nos pueda vender (el seguro), pese a que ellos (Univida) habrían registrado el 100% del parque automotor que el año pasado ha comprado el SOAT”, opinó Gustavo Rivadeneira, presidente de la Cámara Nacional de Transporte Pesado.

Para el titular de dicha institución, la comercialización del seguro obligatorio no debería estar en manos de una sola empresa, ya que los problemas que se atraviesan desde el año pasado podrían continuar a futuro.

“La competencia siempre hace que se implementen mayores facilidades, es saludable;  las empresas innovan en los procedimientos de venta. Con el monopolio, vamos a continuar bajo el mismo esquema y no me parece correcto”, insistió Rivadeneira.

El secretario general de la Federación Departamental de Choferes de La Paz Primero  de Mayo , Rubén Sánchez, sostuvo que la exclusividad en la venta del SOAT ocasiona que se formen largas filas y la cobertura no llegue a todos.

“La monopolización ha perjudicado, ahora, hasta cuando sale la Policía a controlar, sale por su parte. Hace falta personal y pedimos que haya ampliación, no es sancionar por sancionar”, declaró el secretario de la federación.

Respecto a la cantidad de afiliados que renovaron su cobertura, Sánchez afirmó que apenas superó la mitad del número total de motorizados en servicio.

“De nuestra federación habrá comprado un 60%, más o menos. Las quejas de los compañeros son  por las filas que tienen que hacer. Cuando van a renovar pierden un día de trabajo”, reclamó.

Hasta ayer, en varios puntos de la ciudad, las filas de propietarios de motorizados se extendían frente a los puestos de venta del SOAT.

“Uno pierde toda la mañana haciendo cola. Antes nos llevaban las rosetas y las facturas al sindicato, pero ahora hay que estar andando por el comprobante”, indicó Jorge C., dueño de un minibús de servicio público, quien esperaba su turno en un puesto de Univida ubicado frente al estadio de Tembladerani.

Asimismo, hubo clientes que renovaron su seguro por internet, pero tuvieron que acudir hasta las oficinas por su factura.

“Compré el seguro el domingo, con pago por internet y débito de mi tarjeta. Nunca me enviaron el comprobante ni la factura a mi correo electrónico. Como no tenía ningún respaldo de mi compra, tuve que ir hasta sus oficinas, primero en la estación (Roja) del teleférico (en El Alto) y el martes en su sede de la Camacho”, añadió Daniel, propietario de una vagoneta.

El 29 de septiembre de 2016, el Gobierno aprobó un decreto  que reformó el reglamento único del SOAT y estableció que su administración y venta sea responsabilidad de Univida.

No obstante, en diciembre de ese año, la empresa debió implementar un “plan de contingencia” en la venta del seguro sin la roseta ante la falta de provisión de parte de Quipus.

El Gobierno tuvo que ampliar la vigencia del SOAT 2016 hasta el 28 de febrero de 2017.

Univida asegura que mejoró venta del seguro

El gerente general de Univida, Jaime Bravo, aseguró  a Página Siete que este año se mejoró el servicio de venta y renovación del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) con varios canales de comercialización en todo el país.

“Históricamente, nunca se ha tenido tantos canales de comercialización y que sean usados tan exitosamente como nuestra aplicación móvil y página web, que han facilitado que (los conductores) ya no tengan que venir a nuestras oficinas”, aseveró el gerente de la empresa estatal.

Hasta las cinco de la tarde de ayer, Univida había vendido 845 mil seguros de la gestión 2018. Al cierre de la gestión 2017, el parque automotor nacional estaba conformado por 1.668.000 motorizados.

“El 32,6% (de los seguros vendidos) corresponde al transporte público. Estadísticamente la gente está comprando a través de los mecanismos que hemos implementado”, añadió Bravo.

Asimismo, el gerente de la empresa que comercializa el SOAT indicó que en los 11 años de vigencia del seguro obligatorio, el promedio de penetración fue de  81%. “En 2017 hemos llegado al 80,5%, que está dentro de lo previsto”, subrayó.

Respecto a los pedidos de ampliar la vigencia del SOAT del año pasado, Bravo anunció que el seguro 2018 se encuentra en vigencia desde el 1 de enero y no se extenderá el de 2017.

Los controles comenzaron pero los policías de Tránsito no disponen de celulares  ni computadoras para verificar en línea si los conductores portan el seguro 2018.

Página Siete / Fernando García / La Paz